Una vez más, la política y el #Fútbol, como no, van cogidas de la mano y así se demostró el pasado martes 14 de Septiembre a los 41 minutos de juego en el Serbia - Albania cuando un drone irrumpió en el estadio portando colgada una bandera de Albania, haciendo referencia a la "Gran Albania" como lo denominan.

Desde la pasada guerra de Kosovo a finales del siglo XX y principios del XXI los albaneses y los serbios han estado en conflicto por esta zona, una zona situada entre estos dos países. Es una zona que pertenece a Serbia pero poblado en mayoría por albaneses etnicos independizados en 2008 por lo que el partido se clasificaba de alto riesgo por la UEFA y había restricciones para espectadores albanos a la hora de ver el partido ya que no se contaban con ellos en las gradas.

Anuncios
Anuncios

El partido se disputaba con normalidad, como un encuentro cualquiera, hasta el minuto 41 con el 0-0 en el marcador, cuando el drone comenzó a sobrevolar el terreno de juego del Partizan con la bandera colgada, esto provoco mucha indignación en los espectadores serbios que comenzaron a lanzar petardos, bengalas e incluso trataron de saltar al campo, posteriormente lo consiguieron. El jugador de Serbia, Stefan Mitrovic, recogió la bandera y saltó para coger el drone así proceder con el juego pero los jugadores del equipo contrario fueron rápidamente a preguntar a Mitrovic por el gesto, lo que desencadeno en una tangana.

El árbitro inglés, Martin Atkinson, interrumpió el partido por los altercados y sobre todo cuando los hinchas serbios agredieron a varios jugadores albanos mandando a todos al vestuario.

Anuncios

Minutos después se dio a conocer que el partido quedaba suspendido, la UEFA ahora es la encargada de decidir cuándo y cómo se continuará. Es una lástima que se vean esta clase de imágenes en partidos de tan alto nivel y con tanto espectador, más de cara a una Eurocopa. Por ello, la policía ha aumentado su presencia en varios puntos de la capital, sobre todo, en la zona del estadio. "Es una situación que no queríamos vivir nadie, Yo, el árbitro y el jefe de seguridad hemos decidido que en base a estas circunstancias no se podía continuar jugando. Todos hemos visto lo que ha pasado y no voy a comentar quién es el culpable. Simplemente voy a tomar notar sobre lo acontecido para hacérselo saber a mis compañeros de la UEFA y que ellos decidan qué ocurrirá en el futuro", afirmó el delegado de la UEFA, Harry Been.