Dos de los mejores equipos de España se enfrentan en esta séptima jornada de la #Liga BBVA. Valencia y Atlético de Madrid se ven las caras este sábado a las 16:00 en Mestalla. Ambos clubes son de los que más dinero han invertido este verano en fichajes y más han reforzado sus plantillas.

En el bando local, empezamos por el banquillo. Muy acostumbrados estaban todos los valencianistas a quedar terceros en liga cuando Unai Emery dirigía al conjunto ché. Tan acostumbrados que llegaron a pensar que era fácil, que se podía llegar a más y decidieron despedir a Emery. Y llegó la debacle. Con Djukic en el banquillo fueron los peores momentos.

Anuncios
Anuncios

Un inicio de liga rozando el descenso hizo que la directiva valencianista se replanteara el cargo de entrenador y decidieron apostar por Pizzi, entrenador de éxito medio en Argentina. Los resultados no eran tan malos como con Djukic, pero tampoco se podían tirar cohetes ya que en una liga como la española, con diferencias de presupuesto tan grandes, no consiguieron entrar en competición europea de ninguna de las maneras en que se oferta.

Así que aterrizó Nuno Espírito Santo en el banquillo blanquinegro. Sus éxitos en el Benfica habían permitido a la directiva valencianista confiar en él. Con é llegaron, también del Benfica, algunos jugadores como Rodrigo o André Gomes, otros del Oporto como Otamendi, y del resto del mundo Lucas Orbán, el internacional alemán Mustafi, Rodrigo de Paul y varios más.

Anuncios

El Atlético, por su parte, viene de hacer el mejor año en su historia y, como acostumbran los clubes medianos, de vender a las máximas estrellas que les permitieron llegar tan lejos hace unos pocos meses. Diego Costa, Filipe Luis y Cuortois pusieron rumbo a Londres para militar en el Chelsea, siendo el último obligado ya que finalizaba la cesión. Sosa ponía rumbo de vuelta a Ucrania también, como en el caso del guardameta belga, a causa del fin de la cesión. Pero la directiva del Atleti intentó suplir las bajas más notables con las contrataciones de Antoine Griezmann, Mario Madzukic, Guilherme Siqueria, Ansaldi, Jan Oblak o Miguel Ángel Moyá.

#Fútbol