En la jornada 10 en segunda división, disputada el fin de semana pasado nos ha dejado muchos resultados importantes y sorprendentes, como en casi cada jornada, en esta jornada 10, el partido más importante se disputaba en el Carlos Belmonte de Albacete, el que disputaba al Albacete Balompié contra el Real Valladolid. El último de la categoría el Alba, contra el tercero el Valladolid que si conseguían los tres puntos se colocaban segundos a un punto del primero el Girona.

Comenzaba el partido con mucho ritmo, mucha disputa intensa y poco control por parte de ninguno de los dos equipos. Era el Valladolid el que intentaba con más fuerza el conseguir el control en el centro del campo, pronto se harían los amos y señores del centro del campo y del partido, llegando con claras ocasiones a la puerta del Alba defendida por Diego Rivas, el Alba se defendía e intentaba salir a la contra en cuando podían.

Anuncios
Anuncios

Así llegaría el primer gol del partido en el minuto 7, una jugada embarullada en la frontal del área del Valladolid, el balón le cae al jugador del Alba en el lateral que pone un centro a media altura que la defensa del Valladolid no logra despejar, controla dentro del área Rubén Cruz, el delantero del Alba, que controlando con el pecho y dejando botar el balón una vez, bate cruzado y el portero del Valladolid logra rozar pero no lo suficiente para evitar el gol del Alba. 1-0 para el Alba, el marcador y la alegría desbordaban las gradas manchegas.

El Alba se echó atrás, grave error ya que el Valladolid no te perdona con la calidad que tienen sus hombres en el centro del campo sobre todo y en las bandas con dos puñales, uno en cada banda. El empate llegaría en el minuto 22, obra de Óscar Díaz, que, cómo no, llegaría tras un fallo clamoroso de la defensa, un centro al corazón del área manchega desde el lateral, no despeja nadie, el balón rebota en un jugador del Alba y con la mano más listo que nadie Óscar Díaz se lleva el balón y por raso bate al guarda meta manchego Diego Rivas.

Anuncios

El fallo clamoroso llega por que los jugadores manchegos se quedan quietos, parados, pidiendo la mano del jugador del Valladolid en vez de ir a defender y quitarle el balón se quedan pidiendo la mano, fallo infantil que condenó al Alba para el resto del partido.

El partido siguió igual, el Alba no reaccionaba y seguía encerrado atrás sin poder salir, aún con el golpe del empate y con el cabreo por la decisión del árbitro, llegó el 1-2 para el Valladolid, como no otra vez, otro fallo garrafal del Alba en defensa, muchos huecos en los laterales del Alba, así llegó el segundo, jugada de Javi Chica por banda derecha que le pone un centro perfecto a Bergdich que hace el remate perfecto, imposible para Diego Rivas que veía como en 5 minutos le remontaban a su equipo y él era incapaz de hacer nada por evitarlo, los dos goles son imposibles de parar, todo sea dicho de paso.

El Alba reaccionó bien a los dos goles pero con mucha inocencia, no creaban apenas peligro y seguían muy débiles en defensa.

Anuncios

La gente estaba incrédula ante esta situación, al igual que el equipo los dos goles les había echo mucho daño, los aficionados manchegos se quedaron helados, al igual que sus jugadores en el terreno de juego.

Siete minutos después llego el tercero, una mala combinación en defensa que otra vez fallo garrafal, fallo de bulto que le regalan el balón a Mojica que con una pequeña carrera se plantó solo ante la meta de Diego Rivas que por debajo de las piernas del guarda meta manchego hacía el 1-3 antes del descanso, así se llegaría al descanso con los tres goles regalados por parte del Alba y la victoria cómoda por parte del Valladolid.

Comenzaba la segunda mitad, parecía que algo había cambiado, que el Alba tenía mas el balón, que querían jugar más y mejor al #Fútbol que el Valladolid, el Alba creaba ocasiones y se acercaban a la meta del guarda meta del Valladolid Javi Varás, algún que otro susto se llevó el Valladolid, ya que el Alba tan solo estaba a un gol de acercarse en el marcador y las ocasiones por parte del Alba eran total mente reales.

Pero nada más que un mero hecho, en el minuto 7 de la segunda parte llegaría el 1-4, otro fallo más de concentración en defensa por parte del Alba que dejan centrar muy fácil a Mojica, que con un centro perfecto le pone el balón en los pies de Bergdich que no perdona y hace el cuarto para los de Puzela. Para el Valladolid ya no se iba a mover más el marcador, si lo haría para el Alba, en dos ocasiones más. La primera llegaría tras un gran gol de Jorge Díaz, un zapatazo desde 40 metros se cuela por la escuadra de la meta defendida por Javi Varas, haciendo así el 2-4 y poniendo un poco de ilusión en las gradas del Carlos Belmonte.

El último gol del festival llegaría otra vez por obra del delantero Rubén Cruz que remata solo dentro del área en el minuto 90 un gran centro de Cidoncha. Albacete 3-4 Valladolid, así termino el encuentro que deja más tocado todavía al cuadro manchega, sus errores le condenan demasiado y por otra parte el Valladolid que termina segundo esta jornada a un punto del Girona. #Liga