Después de la reciente decisión de Noruega de retirar su candidatura para la celebración de los JJOO de invierno de 2022 el COI tiene que elegir entre sólo dos candidaturas - China y Kazajstán.

Anteriormente Ucrania, Suecia y Polonia y ahora Noruega han abandonado la "carrera" olímpica voluntariamente. Poca y difícil alternativa le queda al COI.

Según la organización de defensa de los derechos humanos "Human Rights Watch", el nivel de Kazajstán en esa materia es bastante bajo. Todavía se practican las torturas en los centros penitenciarios. China sigue siendo un estado autoritario que justifica la violación de los derechos humanos con la necesidad de defensa y mantenimiento de la estabilidad social.

Anuncios
Anuncios

Y no es precisamente lo que necesita el COI tras tantas discusiones sobre la candidatura de Pekín para los JJOO de verano de 2008 y la de Sochi - para los de invierno de 2014.

Si añadimos las discutibles candidaturas de Rusia y Qatar para el Mundial de fútbol, surge la pregunta ¿Qué pasa?

¿Por qué Noruega ha dicho: "Gracias pero no"? Es un país que ha ganado la mayor cantidad de las medallas de oro en toda la historia de los JJOO invernales. Oslo ha sido el anfitrión de los Juegos de 1952 y Lillehammer, de los de 1994. Por lo tanto su rechazo es sonante, si no decir preocupante.

Tras conocer el desorbitado y temerario coste de los Juegos de Sochi de unos 50.000 millones de dólares (que por sí es un tema interesante con muchos datos abrumadores), la opinión popular de Noruega se ha dividido.

Anuncios

Y se hizo notar que los países occidentales se preocupan cada vez más por el precio de semejantes eventos.

El Parlamento noruego ha negado a dar las garantías financieras necesarias a pesar de la subvención del COI de 880 millones de dólares. Muchas de las condiciones del COI que ocupan 7000 páginas, tales como las uniones de los miembros del Comité con el Rey, numerosos eventos VIP o los carriles especiales para el transporte olímpico, no han gustado a los noruegos.

Al principio había seis candidaturas interesadas en celebrar los JJOO de 2022 y se esperaban las solicitudes de Alemania y Suiza. Las últimas no han llegado, tres ciudades han retirado su candidatura y ahora Oslo se reunió a ellas. La reacción del COI reveló su gran decepción, si no decir frustración, ante el hecho. Oslo era la mejor candidatura con las notas más altas respecto a las características técnicas. El COI reprochó a Noruega el bajo nivel de sus representantes en las reuniones y que su decisión ha sido tomada en base de "media-verdades e inexactitudes políticas" y la avisó de una gran pérdida de oportunidades.

Anuncios

En 2018 al COI le espera un viaje a China para la valoración de su candidatura y en 2020, a Japón. Parece que el Comité tiene que fijarse más en Asia y, tal vez, permitir que Pekín sea la primera ciudad que celebre tanto los JJOO de verano como los de invierno. Y no cabe duda que la reducción del coste de la solicitud de los candidatos va a ser una tarea prioritaria para el COI. #Juegos olímpicos