No hay que remontarse muchísimos años atrás para encontrarse en una época en la que el City era el equipo, y con diferencia, segundón de Manchester. Era una época en la que los 'red devils' estuvieron más que marcados por la influencia de Sr. Alex Ferguson en el banquillo. Los aficionados 'citizens' no estarán de acuerdo con ésto, pero les ocurrió una de las mayores desgracias que le ha ocurrido al #Fútbol de hoy en día: un magnate de Arabia Saudi compró el club con la intención de llevarlo a lo más grande.

Sin meterme a calificar dicho acto, el Manchester City fue armándose de muy buenos jugadores. Si recordamos el principio, Carlos Tévez cambió el rojo 'devil' por el azul 'citizen'.

Anuncios
Anuncios

Steven Ireland, en su mejor estado de forma, pasó por el plantel azul celeste. Por último, una de las figuras más extravagantes del fútbol actual, Mario Balotelli también formó parte de este equipo. Dos años más tarde se hicieron con jugadores de reconocimiento mundial y, hasta le fecha, han conseguido armarse con un gran equipo del que forman parte, entre otros, hombres como Sergio Agüero, David Silva, Vincent Kompany, Toure Yayá, Jesús Navas o Frank Lampard.

Con esos nombres, raro es pensar que este equipo no alcance, como mínimo, los cuartos de final de la Champions League. Pero sin ir más lejos, su mayor logro son dos títulos de campeón de Premier League en los últimos dos años. Su relación con la máxima competición europea es de lo más negativa. Y es que siendo sinceros, ya es un logro, visto lo visto, ,que consigan pasar de fase grupal.

Anuncios

Cierto es que los grupos que les han tocado últimamente no son para nada fáciles. De hecho, los dos últimos años han estado metidos en el conocido como 'grupo de la muerte'. A pesar de ello, y como dicen algunas lenguas, "poner excusas es de perdedores", y el Manchester City tiene plantilla para mucho más.

El martes pasado se enfrentó al CSKA Moscú en Rusia. Los de Pellegrini consiguieron adelantarse por partida doble, pero siendo muy concesivos atrás se dejaron remontar esa ventaja y el partido terminó con un empate a dos entre rusos e ingleses. Hoy visitaban Upton Park, casa de la mayor sorpresa positiva de la Premier League hasta la fecha, y han vuelto a fracasar. O el West Ham a sorprender. Amalfitano, en el minuto 21', y Sakho, en el 75', ponían una ventaja amplia para los 15' más añadido que quedaban de encuentro. Silva acortaba distancias en el 77'. Agüero y Toure Yayá pudieron poner el empate, pero no fueron capaces de llevarla al fondo de la red y la estrellaron contra el travesaño. En todo caso, la sensación que da es que Manuel Pellegrini no sabe gestionar del todo bien la plantilla 'citizen'.