Ayer el #Baloncesto perdió a José Luis Abós, uno de los técnicos más queridos por jugadores y aficionados, después de que el pasado mes de agosto anunciara su retirada de los banquillos a causa de una enfermedad que, según sus propias palabras, iba a suponerle una larga recuperación de tiempo indefinido. En ese momento, su mano derecha, Joaquín Ruiz, asumía las competencias como técnico del CAI.

José Luis Abós, que fue Director técnico de la Federación Aragonesa de Baloncesto, asistente de Alfred Julbe en el Anway y de Mario Pesquera al frente del Natwest Zaragoza, alcanzó sus mayores éxitos profesionales al frente del CAI en la temporada 2009/10 cuando, durante la LEB, llevó al equipo a la ACB, a la Copa del Rey y al playoff en el que batió al Valencia Basket en los cuartos de final.

Anuncios
Anuncios

Abós ha dejado al CAI un legado de 5 años de logros que se reflejó con el premio al "Mejor Entrenador" otorgado por la revista Gigantes del Basket en 2012/2013, temporada en la que el CAI quedó tercero en la clasificación, superado únicamente por el Madrid y el Barcelona. Este premio lo recibió tan solo unos meses antes de hacer pública su enfermedad.

Para Abós, maño de nacimiento y entrenado en los clubes más conocidos de Zaragoza, su sueño (como el de casi todos los entrenadores) era dirigir el equipo de su ciudad y lo cierto es que Abós llegó al CAI en un momento en el que el equipo suspiraba por un cambio. El técnico, que en su pasión por el baloncesto y en su deseo de superación llegó a viajar a EEUU y trabajar como asistente de Dave Odom en la Universidad de Wake Forest, volvió a poner al equipo zaragozano entre los grandes y tanto aficionados como jugadores han valorado siempre con cariño su buen hacer y sus dotes como líder.

Anuncios

Desde su retirada de los banquillos el pasado agosto José Luis no había vuelto a aparecer en público hasta el 6 de septiembre en un partido de la Copa Aragón, evento en el que se pudo comprobar su deteriorado estado de salud. Por desgracia, no pudo asistir en directo al primer partido de la Liga Endesa que enfrentó su equipo al Madrid, pero sí pudo ver desde su retiro el sentido homenaje que el mundo del baloncesto le dedicó ese día y que emocionó enormemente al extécnico. Desde aquí, nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos. El baloncesto ha perdido a un grande.