La Selección Española disputó anoche un nuevo partido de la fase de clasificación para el Europeo de 2016. El encuentro terminó con un 2-1 a favor del equipo local, que venció a la vigente campeona de la competición sin demasiado esfuerzo. Los centroeuropeos plantearon un encuentro duro y serio defensivamente, pero con pocas alternativas eficaces en ataque.

La noche se les puso de cara cuando, en el minuto 16, Iker Casillas cometió un sonoro error que supuso el primer gol de Eslovaquia. Kucka lanzó una falta muy potente, pero bastante centrada y previsible. El cancerbero mostoleño, para sorpresa de todos, no pudo detener el balón y vio cómo llegaba al fondo de la red.

Anuncios
Anuncios

Este notable fallo ha reabierto el debate acerca de si el capitán debe ceder su puesto a otro compañero en mejor forma. Lamentablemente, por culpa de esta mala intervención, apenas se destacará el auténtico paradón con el que Casillas evitó el gol unos minutos antes. El #Fútbol, como la vida, a veces es injusto y olvidadizo.

Al margen del portero, el equipo español no supo responder al gol eslovaco. Rondaban constantemente el área rival, pero no llegaba a crear verdadero peligro. Del Bosque decidió retrasar un poco a Koke, para que ayudara a Busquets en la salida de balón. Cesc Fàbregas fue el único mediapunta puro, que debía habilitar pases a Diego Costa. Sin embargo, el hispano-brasileño no estuvo muy acertado en la definición. Se ofrecía constantemente, pero cuando le llegaba un balón, erraba en el remate.

Anuncios

Esta tampoco fue su noche.

En cambio, sí fue la noche de Paco Alcácer, que lleva dos goles en dos partidos como internacional. Saltó al terreno de juego en el minuto 71, sustituyendo a un David Silva bastante mediocre y amonestado. Con él en el campo, las sensaciones del equipo español mejoraron bastante. El valenciano logró el empate en el minuto 82, tras un desmarque digno de los mejores delanteros. Con las tablas en el marcador, la 'Roja' al completo adelantó su posición, dejando demasiados huecos defensivos. En un error de la zaga, que llevaba media hora con un central menos por decisión de Del Bosque, Stoch hizo el 2-1 definitivo.