Pocas competiciones son tan esperadas como esta. Cuando la #Champions League comienza, muchos ciudadanos europeos aficionados al #Fútbol se encierran en casa para ver los partidos. Es tan esperada que, cuando tan sólo falta una jornada por compromisos internacionales, se recibe casi de igual manera la jornada siguiente que la inicial. Y en esta semana, tras un parón por compromisos internacionales, vuelve la mayor competición continental. Vuelve la Champions League.

Entre otros, uno de los partidos más interesantes que se disputan en esta jornada de martes es el CSKA Moskva - Manchester City. La superioridad que puede mostrar el conjunto de Manuel Pellegrini en lo que la alineación jugador a jugador se refiere puede verse contrarrestrada por el gran frío ruso.

Anuncios
Anuncios

Y es que los conjuntos que viajan a Rusia no lo suelen pasar nada bien, lo pudimos comprobar hace dos semanas en la jornada de Europe League con el Everton en su visita a Krasnodar.

El gran partido de la jornada puede ser, perfectamente, el AS Roma - Bayern München. Los locales van como un tiro en liga y, especialmente en casa. Consiguieron sacar un empate a uno en el Etihad Stadium desplegando un juego que asombró a medio Manchester. Por su parte, el Bayern München sigue intratable en la Bundesliga y ya está al frente de la tabla clasificatoria tras robarle el puesto al Paderborn hace dos jornadas. Promete ser un partido intensísimo y muy igualado donde, a priori, los visitantes parten como favoritos en las casas de apuestas.

El FC Barcelona recibe al más grande en la historia de Holanda.

Anuncios

El Ajax de Amsterdam viaja a Barcelona con la intención de repetir el resultado de la temporada pasada. Aunque dicho sea de paso, este resultado fue cosechado en terreno propio, en Holanda. Los holandeses no marchan como andan acostumbrados en liga ya que se sitúan en segunda posición en la tabla clasificatoria, en favor del PSV Eindhoven, que dirige dicha clasificación. Por parte del Barcelona, el pinchazo la jornada pasada ante el Paris Saint Germain les obliga a sumar tres puntos esta noche si no quieren complicarse la vida en el pase a octavos de final.