En #Fútbol, la Bota de Oro, es un trofeo anual que se otorga, desde 1968, al máximo goleador de la liga europea. Desde 1997 se incorporó al máximo goleador, el de mayor puntuación en la liga. El trofeo representa una bota dorada de la marca Adidas, que es el sponsor del premio.

El acto se celebró el pasado miércoles en Barcelona, en la antigua fábrica DAMM y ante diversas personalidades futbolísticas. El evento fue presentado por Lola Hernández y se pudo ver en TV3 y en streaming en Marca.com.

El trofeo le fue entregado por Kenny Dalglish, entrenador y mítico jugador del Liverpool. También hubo la participación virtual Steven Gerrard, amigo y excompañero del Liverpool, mediante un video donde le agradeció su paso y aportación futbolística y humana al club rojo del Liverpool.

Anuncios
Anuncios

Luis Suárez, apodado el "pistolero", conquistó la bota de oro siendo el nueve del Liverpool (no jugó los 10 primeros partidos de la Premier por sanción) y lo recibe como delantero del FC Barcelona. Afincado en Castelldefels con si mujer, Sofía Balbi, y sus hijos. Espera con ansia su debut oficial, el 25 de octubre, en el Bernabéu ante el clásico Barça-Madrid. Si debuta en el clásico se enfrentará a otro bota de oro: Ronaldo. Suárez ha manifestado que "(…) sería especial y lindo debutar contra el Real Madrid, por la rivalidad que hay entre los dos clubes (…) es un orgullo compartir el premio con jugadores importantes a nivel mundial"

Aunque ha estado sancionado cuatro meses por morder al italiano Chiellini en la temporada pasada, Suárez está convencido que no le costará adaptarse al banquillo azulgrana ni al juego de equipo del entrenador Luis enrique.

Anuncios

Esta bota es compartida con Cristiano Ronaldo (lo ha recibido tres veces igual que Lionel Messi) ya que ambos la temporada pasada, marcaron los mismos goles, 31, yla misma puntuación, 62. Ronaldo recibirá la bota a principios de noviembre en Madrid. Por detrás del uruguayo y el portugués encontramos a Messi con 28 goles y Diego Costa con 27.

Lo curioso es que esa gran cantidad de goles no les sirvió para que el título de la Liga recayera en sus respectivos equipos: el Real Madrid fue tercero y el Liverpool se quedó a las puertas del título, ya que en las últimas jornadas no fueron muy certeros.