Isco Alarcón está en un momento espectacular, él sabe que en cada partido, cada aparición suya sobre el césped con la camiseta blanca puesta sobre los hombros, se juega algo más que su presencia en el siguiente partido, opción que tiene más que complicada cara al clásico del sábado. Ante el Levante, el malagueño volvió a reivindicarse como jugador del #Real Madrid y demostró haber olvidado el palo sufrido con la Sub 21.

Quiere continuidad, la pidió nada más terminar el choque, pero sabe que depende de su momento de forma y de la ausencia de alguno de sus compañeros.

Busca revertir la situación, terminar con el debate y despejar las dudas que en ocasiones aparecen sobre su rendimiento y su manera de entender el #Fútbol.

Anuncios
Anuncios

Tras su inicio deslumbrante como jugador del Real Madrid, la aparición de Bale, diferentes molestias físicas y un cierto abandono de su mejor forma le alejaron del equipo titular de Ancelotti, al que volvió cuando Cristiano Ronaldo empezó a sufrir problemas físicos. Se vio a un Isco implicado al máximo, peleón y más fino, más delgado y con mejor tono físico y muscular mente, para pasar a ser el jugador número 12, el chico para todo.

Estuvo presente en 53 de los 60 partidos, con 11 goles y 11 asistencias. Esta campaña suma 200 minutos, con cuatro asistencias y un gol en ocho apariciones, no está nada mal para lo poco que juega, pero si es cierto que sus cifras no se asemejan al buen fútbol que está ofreciendo.

Su rendimiento dejó dudas en la zona noble, pero el jugador tuvo claro durante el pasado verano que su único objetivo era seguir de madridista.

Anuncios

Confianza renovada, empezando por Ancelotti y terminando por el presidente Florentino Pérez. Varios equipos intentaron algún tipo de acercamiento, pero el jugador del Real Madrid no dio opción alguna, ya que su deseo era y es continuar de blanco, como jugador del Real Madrid.

Está presente temporada inició para el jugador con un sabor agridulce, convocatoria de Vicente del Bosque, pero suplencia continuada en el Real Madrid. Ancelotti seguía confiando en el, pero tenía que cambiar, recuperar la mejor versión del jugador blanco, la que le llevó a cumplir como interior en la pasada final de copa o a mostrar el lado más solidario en el tramo final del ejercicio anterior.

La Premier está pendiente de su decisión de futuro. El pasado verano, Isco no quiso saber nada del interés de ningún equipo de los muchos que llamaron a su puerta. Con la excepción del City Pellegrini se considera traicionado por el malagueño por renunciar a un acuerdo que ya había apalabrado, United y Liverpool están pendientes de lo que suceda con el internacional español y su decisión una vez que termine la temporada.

Anuncios

Por el momento, todas las partes esperan el protagonismo del malagueño en la presente temporada.

Isco es del Madrid y el Madrid y sus aficionados quieren y van a disfrutar de su magia esta temporada y ya veremos que sucede en la que viene. Respecto al clásico tendremos que esperar a la decisión que tome el entrenador del Real Madrid Ancelotti.