Llegaba el primer clásico de la temporada, y lo hacía en el Santiago Bernabeu, el partido con más atractivo en el fútbol Europeo, el partido de los partidos. Por un lado el equipo con más copas de Europa (10) y por otro lado el equipo más envidiado por su fútbol y su elegancia sobre el terreno de juego, un equipo catalán que ha sido el rey de Europa durante muchos años, con la gran etapa de Pep Guardiola.

El partido comenzaba con el control y el respeto mutuo por parte de los dos equipos, ninguno quería arriesgar, guardaban las espaldas pero el equipo Catalán era el dominador del juego, la posesión y el balón, A raíz de ello llegaría el primer gol del Barça, tras una jugada larga de equipo y mucho pase, el balón le llegó en la banda derecha del Madrid a Neymar y que después de una gran diagonal bate por raso a Casillas que nada pudo hacer.

Anuncios
Anuncios

A raíz de este gol el partido cambió, el Barça sin querer se echó hacía atrás y el Madrid obviamente hacía adelante, con la obligación de al menos conseguir el gol del empate, ya que jugaba en casa y no se podía permitir una derrota más en liga, si no el Barça se iría a siete puntos por delante del equipo blanco, distancia que hubiera echo mucho daño en el feudo blanco.

El partido seguía por los mismos derroteros , mucho más control del Madrid y asedio constante en el área del equipo catalán. Una jugada por banda izquierda del #Real Madrid donde Marcelo se mete dentro del área y pone un centro raso que obviamente sin querer Piqué toca con la mano evitando que el balón llegase a Cristiano, Gil Manzano pita penalti, penalti indiscutible, Cristiano lo lanza y hace el empate a 1-1, locura en el Santiago Bernabeu, mucha más tranquilidad y confianza para el resto de partido para el Real Madrid, el gol del empate llegó en el minuto 35 y a raíz de ello el equipo de Anchelotti jugo con más calma, más paciencia y control y sabiendo que en la segunda parte todo cambiaría a raíz del gol del empate de Cristiano Ronaldo.

Anuncios

Comenzaba la segunda parte y todo parecía un calco de los últimos 15 minutos de la primera parte, el Madrid controlaba, dominaba el juego, tenía todo el control y se veían cómodos con su posición en el campo.

El Real Madrid le devolvió la moneda al Barça, en el minuto 3 de la segunda mitad, como en la primera parte, llegaría el segundo desequilibrio en el marcador, esta vez para el equipo blanco que tras botar un córner llegaría el 2-1 obra de Pepe que cabecea completa mente solo poniendo el 2-1 para los de Anchelotti.

El Barça lo intentaba pero sin pena ni gloria, tenía el balón y el control, pero, todo era una mera anécdota, ya que el dominio de la situación era del Real Madrid. Al equipo entrenado por Luís Enrique le hizo demasiado daño el segundo gol del Madrid, se hundieron en el terreno de juego y la apatía se apoderó de los chicos entrenados por Luís.

El martillo pilón que es el Real Madrid en las contras salió a reducir, en un saque de esquina mal sacado por el Barça llegaría la contra del tercer y definitivo gol del partido, balón que James despeja del área, corre Isco a por ese balón sin dueño, junto a Iniesta que cuando ya parecía tener la posición ganada aparecía su compañero Mascherano, que sin quererlo ni beberlo haciéndose un lío entre Andrés y Mascherano le regalan el balón al jugador del Real Madrid que este mete un pase a Cristiano que entra completamente solo, Cristiano a James y este Karim Benzema que solo ante el meta del Barça batecruzado haciendo el definitivo 3-1.

Anuncios

A partir de aquí el partido lo mato el Madrid que decidió no jugar más y se puso a controlar el esférico sin querer crear jugadas de gol, durmiendo el partido hasta que Gil Manzano terminó la agonía del Barça pitando el final de este partido, de este clásico, uno más entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona . #FC Barcelona