La Selección Española sub-21, bicampeona de Europa (2011, 2013), no podrá revalidar su título en el próximo campeonato de Europa que se celebrará el año que viene en la República Checa. La derrota 1-2 ante Serbia no sólo ha traído esta mala noticia para los amantes del #Fútbol en España. La no clasificación para el europeo supone también la ausencia de la Selección Española en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Las desgracias, como es típico decir, nunca vienen solas. La derrota fue justa, puesto que la Selección no supo demostrar su superioridad en el terreno de juego. Los serbios mostraron más coraje y corazón ante una impávida 'Rojita' que veía cómo poco a poco su sueño se alejaba.

Anuncios
Anuncios

Los españoles se midieron ayer a las seis de la tarde a la selección serbia en el gaditano Estadio Ramón de Carranza. Los de Albert Celades necesitaban ganar sí o sí a su rival, después del empate a cero de la ida. No podían fallar, y menos delante de su público. El encuentro se caracterizó por el dominio del equipo español: los nuestros tuvieron la pelota y llegaron constantemente al área rival. Sin embargo, el buen planteamiento táctico de la selección serbia fue decisivo. Las líneas defensivas del rival de España estaban tan bien plantadas en el campo que los balones llegaban a la portería sin apenas peligro.

Por si fuera poco, en el minuto 31 los serbios se pusieron por delante en el marcador gracias a un auto-gol obra de Saúl Ñíguez, tras un despeje del Gayà.

Anuncios

Con el 0-1, los balcánicos demostraron con más ahínco si cabe su potencial defensivo, pese a la buena segunda parte de los de Celades. La entrada del barcelonista Sandro por Muniain otorgó mayor frescura al ataque de la 'Rojita', pero la mala suerte no dejó de acompañar a los españoles ni un solo minuto. Un remate preciso del canario se estrelló contra el poste, en lo que hubiera significado el empate a 1. Finalmente, las tablas en el marcador llegaron en el tiempo de descuento, con un gol de Sergi Roberto. Cuando los 17.000 espectadores que llenaron el Ramón de Carranza comenzaron a creer en la remontada, Kostic puso el 1-2 definitivo, dejando a la vigente campeona de Europa fuera de la competición.