España quería lavar su imagen tras la derrota el pasado jueves en la segunda jornada de la clasificación de la Eurocopa 2016 ante Eslovaquia. Uno de los jugadores más señalados en el último partido fue el portero del Real Madrid y capitán de nuestra selección, Iker Casillas. Los errores cometidos últimamente y la poca seguridad del guardameta en las jugadas a balón parado ha sido el detonante para que el portero del Manchester United, David De Gea, ocupara su puesto en el partido de ayer ante Luxemburgo.

El rival de ayer no era de alta talla mundial pero después del tropiezo del otro día, España no quería sorpresas. Otra noticia importante del partido de ayer fue el tanto que marcó Diego Costa con el que acabó su sequía goleadora con el combinado nacional que aún no se había estrenado. Este gol puede servirle al hispano-brasileño para recuperar la confianza que necesita un delantero de su nivel.

El primer gol de la noche vino de David Silva. El jugado canario del Manchester City aprovechó un balón suelto en la frontal del área para empalar un gran lanzamiento que sorprendió al guardameta luxemburgués. En el tramo final de la primera parte llegó el segundo por parte de delantero de moda en nuestra liga, Paco Alcácer, que ha marcado en los tres partidos que ha jugado con la elástica roja, 

Tras la reanudación, llegó el tan ansiado gol de Diego Costa que sentenciaba, más aún si cabe el partido ante una selección de Luxemburgo que hacía lo que podía. España desplegó su juego y llegaron los goles ante un rival que no se acerca ni por asomo al nivel de nuestra selección. Es verdad que la selección goleó pero tendrá que encontrar esa chispa en ataque que le ayude a encontrar más espacios ataque para encontrar claras ocasiones de peligro. Para cerrar la goleada, Juan Bernat, actual jugador del Bayern de Múnich, que se estrenaba en una convocatoria con la selección y quiso celebrarlo con un gol cuando ya estaba a punto de acabar el encuentro, tras un buena jugada con el jugador del Valencia CF, Rodrigo.  #Fútbol