Mañana viernes se realizará el sorteo para los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, fase en la que ya entran los equipos de Primera División de nuestra #Liga. La competición ya lleva en marcha varias semanas con los equipos de Segunda y Segunda B y pocos son los que han conseguido llegar a esta fase. Seis equipos de Segunda B son los que esperan el sorteo de mañana como agua de mayo ya que todos ellos esperan poder enfrentarse a equipos grandes como el Real Madrid o el FC Barcelona. Solo dos tendrán ese privilegio entre los que estarán el Hospitalet, Cádiz, Alcoyano, Huesca, Oviedo y Cornellá.

Los dos partidos más destacados de la noche de ayer fueron los que enfrentaban a los equipos de Segunda División.

Anuncios
Anuncios

Uno de ellos fue el Valladolid-Girona, dos equipos de la parte alta de la clasificación de la categoría de plata del #Fútbol español. El encuentro cayó del lado vallisoletano que dominó en todas las fases del partido al equipo catalán. Los equipos se reservaban sus fuerzas para lo verdaderamente importante para ellos, la liga, donde se juegan el ascenso, así que salieron con los jugadores menos habituales. La primera parte no fue nada atractiva para el espectador y se dejó todo para la segunda.

El primer gol llegó en el minuto 57 de partido tras un saque de esquina botado por Omar Ramos y bien cabeceado por Guille Andrés, que debutaba con el equipo de pucela. El Girona por debajo en el marcador no buscaba con ahínco el gol lo que acabaría pagando en el tramo final del encuentro cuando el Valladolid sentenció con un tanto de Samuel tras un error del guardameta Palatsi.

Anuncios

El otro encuentro era el que se disputaba en el Benito Villamarín, entre el Real Betis y Lugo. El equipo verdiblanco sigue sin encontrar su mejor versión, jugando sin orden y sin las ideas claras. El conjunto gallego tampoco aprovechó las pocas ocasiones que tuvo y el partido se fue a la prórroga. En ese tiempo extra las mejores ocasiones fueron para los andaluces pero no estuvieron acertados con lo que todo se decidió desde los once metro. Cejudo fue el encargado de transformar el último penalti que le daba el pase al equipo de la palmera.