13 minutos. Ese fue el tiempo que necesitaron los jugadores del #Valencia para endosarle tres goles al Atlético de Madrid, que llegó a Mestalla imbatido. Para ser justos, el resultado final (3-1) no certifica el juego de los de Simeone en la tarde de hoy, puesto que a excepción de los primeros 25 minutos de encuentro, han plantado cara al equipo local.

Los 13 minutos de auténtica locura para los rojiblancos tuvieron comienzo cuando Miranda, uno de los puntales del Atlético en cuanto a balones parados se refiere, marcó un auto-gol que puso por delante a los valencianistas. La culpa no fue al cien por cien del central colchonero, puesto que el guardameta Moyá pareció no avisar con claridad a su zaguero de que estaba en disposición de rechazar el remate de Mustafi.

Anuncios
Anuncios

Con el 1-0, el Valencia se animó, gracias en parte a su entregadísima afición. Tan solo dos minutos después, André Gomes anotó un auténtico golazo, ayudado de la perla de Mestalla, Paco Alcácer. El tercer gol llegó en el minuto 14, cuando Otamendi cabeceó con rotundidad un córner de Piatti. No sólo se llevó el Atlético tres goles en 13 minutos, sino que tomaron de su propia medicina: los goles a balón parado.

El Atlético, como viene acostumbrando desde que Simeone regresó al Manzanares, se creció ante la adversidad e intentó deshacer el entuerto en el que el equipo se había metido. Con el orgullo herido, Koke se echó a la espalda a sus compañeros, que comenzaron a arrinconar a los locales. En el minuto 28, Mandzukic acortó distancias y dio alas a los visitantes. Al borde del descanso, el árbitro señaló una pena máxima a favor del Atlético, que Siqueira no supo aprovechar.

Anuncios

Alves detuvo el penalti, aumentando más la leyenda de ser un auténtico portero 'parapenaltis'.

El segundo tiempo fue, como era de esperar, mucho más calmado para ambos equipos. El Atlético saltó al terreno de juego con ganas de remontar, pero su estado de forma no estuvo de su parte. Ni Arda, ni Griezmann, ni siquiera Koke. Ninguno de los pupilos de Simeone supieron enfrentarse al poderoso Valencia de Nuno.

#Liga #Fútbol