El año pasado el #Real Madrid fue la sorpresa del inicio de la temporada y la decepción del final de la temporada. En unos pocos partidos pasó de ser el equipo que dominaba todas las canchas y al que todos temían a ser una cenicienta muy asequible y que se convirtió en el regalo de fin de temporada de sus oponentes en las finales que disputó.

Pero el problema no fue ese. Los malos resultados pueden llegar y un par de partidos malos te pueden salir. El problema fue que la imagen que ofreció sobre la cancha era la de un equipo incapaz, que no llegaba siquiera a una sombra de lo que había sido apenas un mes antes, cuando maravillaba a todos.

Anuncios
Anuncios

La imagen de un Pablo Laso abandonando la cancha en silla de ruedas y encarándose con los árbitros y con prácticamente todo el que le rodeaba fue la mejor metáfora del estado de un equipo que aspiraba a todo pero que no había sido capaz de concretar nada, quedándose únicamente con los trofeos que había logrado cosechar al principio de la temporada, cuando aún parecía un equipo.

La repercusión más evidente de aquel tropiezo fue la purga en el cuerpo técnico. Hugo López y Jota Cuspinera, ayudantes de Pablo Laso, recibieron un burofax comunicando su no renovación al finalizar sus contratos en julio. Un jarro de agua fría en la confianza del primer entrenador, que según parece no estaba al corriente de la decisión. La solución de la directiva empezó por cortar cabezas en el equipo técnico y obviar que, tal vez, desde las altas esferas no se había sabido gestionar a un equipo que empezó tan fuerte que se desfondó cuando llegó la hora de la verdad, pues esto no es una carrera y las ventajas no se acumulan.

Anuncios

Da igual que ganes por cuarenta puntos cada partido si cuando llega la hora de la verdad lo pagas perdiendo la final por dos puntos.

Este año tienen una nueva oportunidad de encontrar ese modo de llevar las cosas que acabe al final del año con una cosecha de títulos que haga honor a un equipo que por calidad lo merece. El final de temporada juzgará si han aprovechado la oportunidad que el destino les ha brindado y lo logran o se vuelven a hundir. #Baloncesto