Incluso en sus momentos de mayor gloria a nivel de selección nacional España siempre adoleció fue de un lateral izquierdo de verdadero renombre universal, con la excepción del ahora consagrado Jordi Alba, pero todo indica que eso ha cambiado en estos momentos.

En la Eurocopa organizado por Austria y Suiza en 2008, los elegidos por Luis Aragonés en esa demarcación fueron Joan Capdevilla, que por aquel entonces militaba en el Villarreal, y el canterano culé Fernando Navarro, a la sazón en el Mallorca. Capdevila repitió en Sudáfrica 2010, pero acompañado por el madridista Álvaro Arbeloa, quien también estuvo en Ucrania-Polonia 2012 junto al ya mencionado Jordi Alba.

Anuncios
Anuncios

El canterano azulgrana fue parte solamente del último de estos títulos y cuando asistió a ese torneo era aún jugador del Valencia, siendo este el campeonato que lo catapultó a la élite mundial, y el resto de ellos ya vio pasar sus mejores horas de juego.

En el sonado fracaso del combinado español en Brasil 2014, los escogidos por Vicente del Bosque fueron nuevamente el rapidísimo Alba, de 25 años, y el versátil jugador del Chelsea londinense César Azpilicueta (25), quien debido a su polivalencia -juega por ambas bandas- no se ha especializado en el carril izquierdo, por lo que no ha aportado un rendimiento estelar en la selección, y en el caso del formado en La Masía, parece estar experimentando una baja forma deportiva por estos tiempos.

A pesar de estos contratiempos, el futuro del carril izquierdo parece asegurado en la selección española debido a la irrupción de jóvenes talentos como Alberto Moreno (22) y Juan Bernat (21).

Anuncios

Por el primero, el Liverpool inglés desembolsó la nada despreciable suma de 20 millones de euros y ya ha inclusive anotado en la Premier, mientras que el Bayern de Guardiola pagó 11 millones de euros para hacerse con los servicios del ex valencianista, quien ya ocupa plaza de titular en el elenco bávaro al desplazar al estelar austríaco David Alaba a la media cancha.

En esta lista también podríamos incluir a los aún juveniles José Luis Gayá (19), que ha maravillado en el Valencia por sus galopadas por la banda, sus envenenados y precisos centros e incluso se ha dado el lujo de marcar; así como al barcelonista Alex Grimaldo (19), quien causó una grata impresión a Luis Enrique en pretemporada.

Estos cuatro jugadores garantizan el futuro a corto y mediano plazo del carril izquierdo en el combinado ibérico, y si continúan con la progresión que han mostrado hasta ahora, sí parece que serán estrellas de nivel mundial. #Fútbol