Por fin llegaba el tan ansiado clásico para los amantes del #Fútbol. Los dos grandes de nuestra liga se enfrentaban en un partido en los que no se ganan únicamente tres puntos. Si ganaba el Barça la diferencia entre los dos conjuntos podían aumentar hasta siete puntos en la clasificación, mientras que si, por el contrario era el Madrid quien se llevaba la victoria, el club blanco se ponía a tan solo un punto de los blaugrana. Con este marcador, el #Real Madrid remonta la situación adversa con la que se presentaba en un mal inicio de la competición y pone el liderato en un puño.

El partido hacía presagiar lo peor para los madridistas ya que el primero en golpear iba a ser el cuadro dirigido por Luis Enrique.

Anuncios
Anuncios

El técnico gallego optó por sacar al fichaje estrella de esta temporada en el once titular. El uruguayo fue el asistente del gol cuando a penas habían transcurrido 2 minutos de partido. El cambio de balón en largo acabó en los pies de Neymar que tras deshacerse de Carvajal, batió a Iker Casillas con un disparo cruzado.

La cosa se torcía para el Madrid, pero consiguieron sobreponerse. Pasada la media hora de encuentro, un centro al área de Marcelo golpeó en la mano de Gerard Piqué tras resvalarse y el colegiado, Gil Manzano señaló penalti. El encargado de transformarlo fue el de siempre, Cristiano Ronaldo, que acabó con el récord de imbatibilidad del chileno Claudio Bravo. Con el resultado de 1-1 nos fuimos al descanso, aunque poco iba a durar la igualdad en la segunda mitad.

Tan solo 5 minutos después de la reanudación, un saque de esquina botado por el alemán Toni Kroos fue cabeceado al fondo de las mallas por Pepe ante la mirada de una pasiva defensa barcelonista.

Anuncios

Con el gol del portugués, el Madrid conseguía darle la vuelta al marcador. Con el FC Barcelona volcado en el área rival llegó la sentencia por parte de los blancos. Una pérdida en campo contrario seguido por de un error defensivo de Iniesta, fue aprovechado por Isco, que inició un contraataque de libro y acabó con gol de Karim Benzema a pase de James.