Muchos aficionados en Alemania empezaban a criticar el técnico del Bayern de Múnich, Pep #Guardiola, por su estilo de juego. Decían que tenían demasiado toque y muy poca verticalidad a la hora de atacar. El equipo bávaro ha dado un giro radical a su estilo y empieza a cosechar los resultados de un equipo de tal nivel mundial. El Bayern venía de vencer en liga al Werder Bremen por un claro 6-0 mientras que la Roma también se impuso por 3-0 en su liga al Chievo Verona.

El partido empezaba con el aliciente de quien se llevase la victoria se colocaría como líder en el grupo E de la #Champions League. Tras el tropiezo del City en Rusia, los tres puntos eran más importantes aún si cabe.

Anuncios
Anuncios

No habían pasado ni diez minutos de partido cuando Robben iba a inaugurar el marcador. Una de las jugadas marca de la casa del holandés acabó con disparo con efecto que se colaría en la portería de Sanctis. En el ecuador de la primera parte iba a llegar el vendaval alemán. Primero Gotze puso el 2-0 tras una asistencia mágico de tacón por parte de Muller, y dos minutos después Lewandoski cabeceó un buen centro del español Bernat para ampliar las distancias.

Para finalizar una primera parte de ensueño, Robben anotó su segundo gol de la noche y Müller también se sumó a la fiesta goleadora al transformar un penalti por mano de Manolas. El resultado al descanso era de 0-5. algo increíble que recordaba al partido del mundial entre la selección alemana y la brasileña en semifinales. La Roma salió con el orgullo herido y en busca de maquillar un resultado que estaba muy cuesta arriba.

Anuncios

El conjunto italiano se estrelló un par de veces ante Neuer y los palos, pero finalmente llegó el gol del honor con un cabezazo de Gervinho tras un centro de Nainggolan. Guardiola no estaba dispuesto a complicarse el partido y con los cambios volvió a enchufar a su equipo. Ribery aprovechó un buen pase de Robben para picar el balón por encima del guardameta y poner el 1-6. El encargado de cerrar la goleada fue Shaqiri tras un error de Sanctis que dejó un balón suelto en el área. #Fútbol