Luis Enrique avisó: el partido del Parc des Princes sería muy complicado. Y vaya si lo fue. El primer encuentro comprometido que disputó el Barcelona en Champions esta temporada terminó con una sonora derrota, y lo que es peor, con la sensación de que el rival les ha barrido completamente. El PSG apenas notó las bajas en su once inicial, algo que a priori iba a dar ventaja a los catalanes. Ni Thiago Silva, ni Lavezzi, ni siquiera Ibrahimovic. Ninguno de los tres hicieron falta a los franceses para apabullar a los culés gracias a un soberbio planteamiento del partido de Blanc. Su táctica fue clara: defender muy arriba y presionar constantemente en ataque.

Anuncios
Anuncios

Así, el Barça se redujo a las genialidades de sus estrellas en la delantera. El juego de toque y dominio de balón característico del equipo barcelonés quedó en el olvido.

El primer gol de la noche llegó en el minuto 9 de la mano de David Luiz. El central, ex del Chelsea, remató con la izquierda tras controlar con la derecha con mucha calidad. El Barcelona iba a reaccionar de manera casi inmediata, puesto que Leo Messi logró el empate a un gol en el minuto 10. El centrocampista italiano Verratti, pretendido este verano por el Madrid de Ancelotti, marcó el segundo para el PSG en el minuto 25 con un remate de cabeza tras un córner. Sorprendió mucho que un jugador de tan baja estatura (1,65 metros) lograra ganar la posición a la defensa blaugrana. Rakitic, que debía haber defendido a Verratti, erró en el marcaje.

Anuncios

También estuvo equivocado Ter Stegen, que salió mal por alto y no pudo hacer nada para evitar el gol.

El tercero del PSG llegó de las botas de Matuidi en el minuto 54, en lo que parecía el remate al equipo de Luis Enrique. Sin embargo, dos minutos después Neymar Jr. lograría el segundo para el Barcelona y último gol de la noche. El resultado fue injusto por lo ajustada de la victoria local. El PSG mereció más, puesto que dominó a los culés en todas las posiciones de juego. Los laterales fueron un puñal para una defensa blaugrana muy mermada. Dani Alves y Jordi Alba fueron de los más señalados de la noche. El único jugador de la zaga que demostró ciertos galones fue Mascherano, que cortó varias jugadas muy peligrosas del equipo local.

#FC Barcelona #Champions League