Después de la victoria del Real Madrid ante el Barcelona en el Clásico del pasado sábado, anoche los de Simeone necesitaban ganar sí o sí para no descolgarse de la cabeza de la tabla. El Atlético sabía que de haber perdido, se hubiera puesto a cuatro puntos del Madrid y a cinco de la pareja de líderes, Sevilla y Barcelona. Por eso, todas las energías estaban puestas en vencer al Getafe en el Coliseum. Ese era el verdadero Clásico del fin de semana para los colchoneros.

Sorprendentemente, sobre todo para los detractores del equipo del Manzanares, los rojiblancos demostraron un buen juego combinatorio, algo que beneficia a su nuevo delantero Mandzukic.

Anuncios
Anuncios

Pese a que los visitantes dominaron el encuentro durante toda la primera parte, el Getafe se resistía a caer ante su público. El encuentro se caracterizó por el buenísimo estado de forma del canterano Koke y por la excelente pareja que forman el francés Griezmann y el turco Arda Turan. La calidad del juego atlético no se tradujo en goles. De hecho, el solitario gol que dio la victoria a los colchoneros llegó, cómo no, de un córner. Parece mentira que los del Cholo dominasen el juego de ataque durante toda la noche.

Los locales, acorralados en su área, cedían saques de esquina pese a saber que para el Atleti, un córner es una clarísima ocasión de gol. Del séptimo córner surgió el gol de Mandzukic (minuto 40), que aprovechó un balón varias veces rechazado para ejercer de delantero 'pillo'.

Anuncios

Tras el descanso, el equipo local salió a morder, casi literalmente. A falta de juego, el Getafe se propuso entorpecer al máximo las ocasiones del Atlético, por lo que el partido se convirtió en poco menos que un combate. Entre golpe y golpe, Alexis fue expulsado por agredir a Mandzukic. El árbitro, quizás demasiado benevolente, perdonó la roja a otro jugador azulón, Juan Rodríguez.

La segunda parte, además de por los golpes, estuvo caracterizada por las buenas intervenciones del portero titular del Atlético, Moyá. Partido a partido, como diría el Cholo, el que llegó para ser suplente de Oblak se está asentando en la meta rojiblanca. Sea como fuere, los rojiblancos salieron del Coliseum magullados pero con los tres puntos en el bolsillo. #Liga #Fútbol