Leo en un periódico que Carlos Sainz ha vuelto a ganar un título mundial, pero no el padre sino el hijo. que al parecer está siguiendo los pasos de su padre en cuanto a los deportes de motor se refiere y ganando en una categoría y en un deporte donde ningún español ha ganado nunca, la Fórmula Renault 3.5, que es como decir en las motos, Moto2, esta modalidad ya lleva disputándose 12 años, desde 2002 y nuestro piloto español la ha ganado con inquietud hasta la última carrera. 

Al parecer no lo ha tenido nada fácil el corredor español, el motivo, que aunque llegaba siendo primero, no era matemáticamente campeón, el segundo se encontraba muy cerca de él, pero esta vez se puede decir que tuvo la suerte que no tuvo su padre aquel día que no conseguía arrancar el coche y que muchos españoles estábamos pegados al televisor intentando arrancarlo además de animar para que así fuera, y yo soy uno de ellos. 

En la última carrera, Sainz junior, salía el 15,debido sobre todo a una sanción de 15 segundos en la clasificación para la salida , lo que hacía presagiar una carrera apasionante, pero en la primera curva, el único que podía arrebatarle el título tuvo que abandonar al salirse y dejar el coche en la grava, haciendo que el español ya corriera para disfrutar y sin tensión sabiendose ya campeón mundial.

La carrera fue ganada por Will Stevens (Strakka), seguido por Rowland (Fortec) y Sirotkib (Fortec) y el español campeón mundial convirtiéndose con 20 años en el conductor más joven en ganar un mundial, a la par que ese día se conmemoraba los 24 años del primer título de su padre, que se sentirá orgulloso de su hijo. 

Ahora me gustaría desde aquí mandar mi más sincera felicitación a Carlos Sainz junior, y padre por supuesto, y es pero que sea uno de los títulos mundiales que nos quedan por disfrutar, al igual que e gustaría ver a este conductor, no solo en rallies sino que también pilotando en la fórmula 1 ya que me parece un piloto con caracter y con técnica que no le tiene miedo a nada ni a nadie.