El #Real Madrid termino su semana grande de forma absolutamente magistral, mandando en Europa y asestando un mazazo contundente emulando al épico Thor en la victoria contra el F.C Barcelona.

Se vislumbra un posible cambio en el Real Madrid con respecto a lo visto en todos los enfrentamientos anteriores a la visita del equipo merengue al mítico estadio de Anfield.

Hasta la llegada de este acontecimiento el Real Madrid empezó la temporada como finalizo la anterior, ganando un título europeo a otro equipo español con todo merecimiento ofreciendo un recital de futbol preciosista pero posteriormente cayó derrotado en la Supercopa de España contra el Atlético de Madrid.

Anuncios
Anuncios

Desde la derrota contra el conjunto colchonero aparecieron problemas que se fueron arreglando a medida que transcurrían jornadas de Liga y Champions.

El equipo sufría altibajos dando espectáculo en las primeras partes pero en las segundas partes se derrumbaba, debido a que el equipo se partía en dos, los mediocentros Luka Modric y Toni Kroos no eran capaces de sostener al equipo ,estaban sobreexplotados y saturados a nivel defensivo y eso les restaba a la hora de generar futbol, la inclusión de James era prácticamente testimonial puesto que no aportaba el sacrificio defensivo de Angel Di Maria y en ataque no resultaba tan determinante como el argentino, todo esto provocaba que la conexión con la BBC fuera casi inexistente, a esto hay que añadir que la BBC no se prodigaba en tareas defensivas, el guardameta Iker Casillas se mostraba inseguro como en los últimos 4 años dando una de cal y otra de arena y por último la defensa no pasaba por un buen momento, especialmente la pareja Ramos-Pepe, todo esto dio lugar a pinchazos en las primeras jornadas ligueras

Seguidamente el equipo remonto el vuelo gracias a la voracidad goleadora de la BBC y a la creatividad de Modric y Kroos como demostraron victorias a sendas goleadas a Deportivo de la Coruña, Basilea, Ath.

Anuncios

Bilbao pero al conjunto de Carlo Ancelotti le seguían llegando con suma facilidad, cualquier equipo con buenas maneras y que supiera estar bien plantado en el campo ponía en aprietos a la defensa madridista pero o bien se mostraban ineficaces de cara a portería o la defensa blanca desbarataba parte de las ocasiones de gol, si hubiesen sido equipos de mayor entidad los resultados hubieran sido de distinta manera.

Carlo Ancelotti en su búsqueda permanente del equilibrio logro dar con el problema y decidió dar un toque a Isco y James, a raíz de esto los dos mediapuntas del Real Madrid pasaron de ser vagos creativos a gladiadores creativos, tanto el español como el colombiano empezaron a pensar en correr antes que en crear futbol y la compactación empezó a fraguarse a ritmo lento pero sin pausa, esto sumado a una mejoría en defensa, a que los motores del equipo se podían ocupar de sus funciones creativas y al gran momento de sus delanteros dio lugar a un Real Madrid más sólido.

El equilibrio llego al clímax en la competición fetiche para el Real Madrid, en Champions frente al Liverpool dirigido por Brendan Rodgers y prosiguió en el clásico frente al Barca.

Anuncios

El cuadro merengue es hoy por hoy un equipo en plenitud fisica, que sabe jugar al toque y al contraataque, es una máquina de creatividad y de ametrallar porterías pero también se muestra trabajador, solidario y aguerrido en labores defensivas.

El talento sin esfuerzo se queda en nada y Carlo Ancelotti se lo inculca a sus pupilos.

El entrenador italiano ha vuelto a dar una demostración de conocimientos y gestión de vestuarios y el Real Madrid ha vuelto a la normalidad, a la senda del triunfo.