La última temporada de Fernando Belasteguin y Juan Martín Díaz como pareja de pádel no es una temporada diferente a las anteriores. Grandes dominadores por derecho propio de este deporte en los últimos diez años, en esta temporada en la que han anunciado la disolución de la pareja no han cambiado sus hábitos y siguen apabullando a sus rivales torneo tras torneo, demostrando que su intención es marcharse con el currículum inmaculado, como indiscutibles números uno y, a partir del año que viene, emprender el reto mayúsculo de convertirse en el mejor jugador de pádel por separado. En esta ocasión fue en el Estrella Damm Tenerife Open donde los "Reyes" derrotaron por 6-4, 1-6 y 6-2 a los que serán, precisamente, sus respectivas parejas el año que viene, Juani Mieres y Pablo Lima, apodados los "Príncipes" por su condición de eternos aspirantes a ocupar el trono.

Anuncios
Anuncios

A uno de los dos le espera la gloria el año que viene.

Por el momento, se tuvieron que conformar con alcanzar una nueva final en la que demostraron que son los únicos jugadores capaces de plantar cara a los números uno del mundo. Sea cual sea el escenario y las condiciones, porque en esta ocasión el mal tiempo hizo presencia en el Pabellón Insular Santiago Martín de Tenerife y obligó a retrasar el inicio del partido y a que la organización decidiera reducir la final de 5 sets a 3. El partido se inició con Bela y Díaz muy concentrados, como si tuvieran muy presente la última final que perdieron ante Lima y Mieres en el Estrella Damm de La Nucía el pasado mes de agosto donde cayeron en un memorable partido en el quinto set con Belasteguín lesionado pero aguantando en la pista con un coraje increíble.

Anuncios

Los números uno del mundo no querían pasar la oportunidad de tomarse cumplida revancha y empezaron el enfrentamiento con un nivel de pádel muy elevado, muy concentrados y apretando duro en ataque. Así, lograron dos breaks rápidamente para poner un 5-2 que parecía cerrar la primera manga. Sin embargo, Lima y Mieres son los segundos del mundo pero con el pundonor de los mejores y lograron recuperar uno de sus breaks, mantener su saque y poner 30 iguales con 5-4. Ahí salió el mejor Juan Martín Díaz, impertérrito pese a la trascendencia de su saque y en dos puntos orientó el primer set hacia su lado.

Tanto remar para morir en la orilla no desanimó a Pablo Lima y Juani Mieres sino que les espoleó en la segunda manga donde salieron enrabietados para demostrar que el triunfo en la Nucía no había sido fruto de la casualidad. Cambiaron el ritmo y se mostraron mucho más agresivos en su juego, sorprendiendo a Belasteguín y Díaz que, por un rato, parecieron desconcertados y lo acusaron cediendo los cinco primeros juegos de la manga, hasta un 0-5 irrecuperable que sellaron los "Príncipes" en la siguiente ocasión en que tuvieron el servicio en su poder para poner el 1-6 en el marcador y dejar la resolución de la final para la tercera manga.

Anuncios

Pero tras el pertinente parón entre set y set, Belasteguín y Díaz sacaron toda la clase y experiencia que atesoran para no dejarse amedrentar por el espíritu rebelde de los aspirantes. Con tranquilidad, amortiguando la fogosidad del juego de sus rivales con talento, rompieron el saque en la primera oportunidad que tuvieron y pusieron un 3-0 en el marcador que muchos de los asistentes leyeron como la sentencia definitiva. Así fue, la tímida reacción de Lima y Mieres no fue suficiente y el set y el partido cayeron del lado de los "Reyes" por un claro 6-2.

Fernando Belasteguín y Juan Martín Díaz cumplieron todos sus objetivos: consiguieron su octavo título del año, el cuarto consecutivo, se vengaron de la derrota de La Nucía y dejaron claro que ni las inclemencias climatológicas ni el mejor juego de sus rivales pueden hacer mella en su reinado. La próxima cita, en Valencia a partir del 5 de noviembre.