La maratón es una de las pruebas icónicas del atletismo. Es posiblemente la prueba de fondo más conocida a nivel mundial y para cualquier runner es probablemente la prueba que algún día querría intentar. Es algo así como el Everest para los alpinistas. Puede que nunca se animen a intentarlo pero todos quieren apuntar al menos una maratón a su palmarés.

Sin embargo una cosa es terminar el maratón y otra muy distinta es lograrlo en menos de dos horas, eso es hablar de otro tipo de cosas, casi en un idioma distinto. Es uno de los records del mundo que parecen casi imposibles de batir. Terminar un maratón en menos de dos horas equivale a correr seguidos, sin tiempo para respirar entre uno y otro, cuatrocientos veintidós esprints de cien metros en diecisiete segundos cada uno, a más de veintiún kilómetros por hora de media.

Anuncios
Anuncios

Como ya he dicho, estas son palabras que no salen en el diccionario de la Real Academia de la Lengua y posiblemente nunca salgan.

Para Kenenisa Bekele, uno de los más grandes corredores de fondo de la historia, ese desafío está más allá de los límites del ser humano. "Es imposible bajar de dos horas en el maratón", dijo Bekele antes de disputar su segundo maratón en Chicago, carrera en la que quedó cuarto a más de un minuto y medio de Eliud Kipchoge, que logró la décima mejor marca de la historia.

Para Haile Gebrselassie, quizás el mejor fondista de la historia"ya no se trata tanto de si es posible bajar de dos horas, sino de cuándo, y ese cuándo son cinco años". Eso es lo que ha expresado en el folio de presentación del "Proyecto sub 2h". En esto se siente apoyado por el director del SESAME, Yannis Pitsiladis.

Anuncios

Según este último, el problema no es tanto de capacidad sino de dinero. Apenas se ha invertido en este tipo de estudios y no sabemos realmente cual es el límite. No se ha logrado desentrañar dónde está el límite ni se ha implementado tecnología a esta prueba. Tal vez unas zapatillas diseñadas para ello podrían ayudar. Un entrenamiento pensado para este logro podría arañar algo más de tiempo. Encontrar la pista perfecta podría ser otra gran ayuda. Encontrar personas adecuadas es otra ayuda. Estamos hablando de llevar el concepto del equipo Sky en ciclismo al atletismo y tratar de llevar a los corredores un paso más. Son poco más de cuatro segundos por kilómetro. Todo ayuda.

En el futuro veremos si este logro llega a completarse.