La temporada liguera 2014/2015 ha comenzado de manera un tanto extraña. Atlético y Real Madrid se han dejado varios puntos en las primeras jornadas, si bien es cierto que el Barcelona tan sólo ha dejado de ganar un partido, obteniendo un punto tras el empate ante el Málaga en la Rosaleda. Sin embargo, otros dos equipos han demostrado sus ganas de disputar la competición de #Liga a los 'cocos' del #Fútbol español.

En primer lugar, el renovado Valencia de Nuno lidera el campeonato a día de hoy. Los cinco partidos disputados por el conjunto 'che' han sido un ejemplo de intensidad, garra y seriedad ofensiva y defensiva. El último partido disputado por el Valencia fue para no olvidar.

Anuncios
Anuncios

Se medían al Córdoba en casa, en un Mestalla entregado a la ocasión y que, como bien aseguró el entrenador tras la victoria, "ayudó a que comenzáramos casi con un 1-0 en el pitido inicial". El encuentro, que terminó con 3-0, fue una vez más la confirmación de la tremenda calidad de la perla valencianista, Paco Alcácer. El de Torrent, con tan sólo 21 años, es segundo pichichi de la Liga, tan sólo por detrás de Cristiano Ronaldo y empatado a puntos con Bale, Alberto Bueno, Carlos Bacca y Nolito. El canterano del Valencia anotó el primer gol del partido, cuando tras un más que preciso centro de Feghouli, el joven remató a puerta tras un giro de cuello digno de los mejores rematadores. El segundo tanto fue obra de otro canterano del Valencia, el lateral Gayá, que demostró que en Paterna tienen madera con los jugadores de esa posición, tras la marcha del internacional Jordi Alba.

Anuncios

El tercero gol, que les puso líderes de la competición, lo firmó Feghouli.

Si el Valencia está protagonizando una más que reseñable racha liguera, el Sevilla no se queda atrás. Con 13 puntos, está empatado en la cabeza de la tabla con Valencia y Barcelona. El último partido, que les enfrentó a la Real Sociedad en casa, terminó con un ajustado 1-0 que demostró que los de Nervión también saben sufrir para ganar. El solitario tanto de la noche lo firmó en el minuto 18 el barcelonista Deulofeu, tras un impecable centro de Tremoulinas. Tras el gol, los de Emery redujeron la intensidad y sufrieron la presión de los donostiarras. Sin embargo, y pese a no saber rematar el partido, consiguieron la victoria y durmieron colíderes.