Y seguimos hablando de deportes minoritarios, en cuanto a aficionados, economía y seguimientos televisados se refieren, es el turno del Triatlon, un deporte muy completo donde se conjugan tres disciplinas de gran dureza: La natación, el ciclismo y la carrera.

El motivo de esta noticia es destacar al cuatro veces campeón del mundo, Gómez Noya, un corredor que apunto estuvo de no poder tan siquiera de participar en la disciplina debido a que le quitaron en su día la licencia por un problema físico, pero ya solo la lucha que tuvo que vivir para recuperarla nos hizo ver que se estaba forjando un gran campeón, un campeón por cuarto año consecutivo, cosa que solo lo ha conseguido otro triatleta, eso si esta disciplina lleva en activo solo 25 años, así que gracias a corredores como Raña, Noya y ahora Mola el deporte español está teniendo muchos éxitos en este deporte.

El mundial de este año ha sido muy competido, ya que los hermanos Brownlee, británicos los dos y grandes corredores, además del subcampeón del mundo, otro español Mola han ganado varias de las pruebas, aunque Noya ganó cuatro de ellas y supo mantener la distancia de puntos con los demás lo que hizo que se proclamara campeón con 4860 puntos, mientras que Mola se quedó en 4600 puntos más o menos , en segunda posición y en tercera posición el pequeño de los hermanos Brownlee, de nombre Jonathan.


Para mantener el título mundial en la última carrera de gran dureza, debido a que aguanto los 1500 metros de natación, 43 kilómetros de bicicleta por un circuito bastante irregular y difícil de pedalear y 10 kilómetros corriendo, tenía que estar entre los tres primeros y así fue, entró en la meta tercero, detrás del mayor de los Brownlee, Alistair, el cuál rompió la carrera en la parte de la bicicleta destruyendo y destrozando a su hermano, Jonathan, el cual se quedó sin opción de llevarse el título mundial, al quedar Mola en segunda posición y que esperó la llegada de nuestro campeón mundial Noya que llegó al poco y así celebrar este doblete mundial que hace ver que tendremos éxito durante mucho tiempo y ojo con las nuevas generaciones que ya se empiezan a oir nombres como el de Jools Beardon.