Ayer se disputaba el segundo partido de las semifinales de la copa del mundo de #Baloncesto que se está disputando en España. Un partido que enfrentaba a la selección Francesa de Vincent Collet y a la selección Serbia de Djorgevic. Analizamos lo sucedido en este autentico partido de jugones.

El partido empezaba con Serbia en modo apisonadora que no dejaba ni un respiro a la selección francesa con un Milos Teodosic muy enchufado como ya comentaremos posteriormente. Los Serbios con un juego espectacular iban abriendo brecha en el luminoso del palacio de los deportes de Madrid. Lo poco que podía hacer Boris Diaw y Nicolas Batum que también comentaremos posteriormente su actuación.

Anuncios
Anuncios

El descanso llegaba en el partido y teniamos una Serbia muy superior y una selección francesa un tanto desubicada. Serbia dominaba con claridad el encuentro al descanso por 46-32 con un Milos Teodosic espectacular. Volvían los dos conjuntos a la pista para reanudar el partido en el tercer cuarto y la tónica seguía muy parecida. El útlimo cuarto fue un auténtico show para los espectadores el festival del triple llegaba al palacio de los deportes de Madrid. Francia con un Nicolas Batum enchufadisimo y Boris Diaw y Fournier como ayudantes de lujo metían de nuevo a Francia en la Pelea. Un último cuarto de auténtico acierto ya que el parcial fue 39-29 para Francia, un cuarto donde se anotaron 68 puntos entre ambos equipos, una completa barbaridad. Finalmente el partido se lo llevó Serbia por 85-90 con un trabajo constante desde el inicio del partido, jugará la final mucho tiempo después frente a los Estados Unidos.

Anuncios

Los jugadores a destacar como ya hemos dicho son Milos Teodosic por parte de Serbia, ya que con sus 24 puntos, con 5 triples en el partido fue un verdadero matador para los franceses, gran partido del base serbio que estaba espectacular. Por parte de Francia, Nicolas Batum se puso el mono de trabajo para intentar salvar a su equipo de un partido que tenían mas que perdido, lo consiguió meter en la pelea gracias a sus 35 puntos, con 8 triples, la mayoría anotados en el ultimo cuarto cuando Francia mas lo necesitaba.