Desde hace más de una semana se está viviendo una situación un tanto tensa en 'la casa blanca'. La venta del argentino Ángel Di María no fue bien recibida por un amplio sector de la afición del Santiago Bernabéu que atacó al presidente Florentino de no querer subir el sueldo del que consideraban una pieza clave en la plantilla.

Parte de la negativa del presidente de mejorar el contrato del fideo vino porque poco antes había fichado a James Rodríguez gastando la friolera de 80 millones de euros. Muchos madridistas criticaron duramente este fichaje al considerar que el colombiano es un jugador totalemente desconocido como para valer tanto dinero y tener un sueldo de los más elevados de la plantilla.

Anuncios
Anuncios

Tras el culebrón Di Maria, esta semana se ha vivido una situación completamente inesperada en la plantilla. Xabi Alonso, el cerebro de la medular durante mucho tiempo, el jugador discreto y leal anunciaba su salida del club y consecuente fichaje por el Bayer de Munich. Otra vez se volvió a cabrear gran parte de la afición blanca al considerar que la figura del tolosarra es imprescinble en la plantilla blanca, tanto por su buen #Fútbol como por su veteranía.

Otra polémica en torno al club del Bernabéu venía por el debate sobre el '9'.  Mientras unos decían que con Benzema era suficiente, otros pedían a gritos el fichaje de un delantero que pudiera ser sustituto del madridista. Pues bien, esta semana Florentino ha puesto fin al debate al conseguir la cesión por una temporada del atacante del Manchester, Chicharito.

Anuncios

La herida del #Real Madrid se abrió un poco más ayer por la noche tras perder en Anoeta con un contundente 4-2 frente a la Real Sociedad. Los de Ancelotti dejaron muchas dudas sobre el terreno de juego, donde se echó mucho de menos la profundidad del fideo y la sabiduría de Xabi Alonso. Además el Real Madrid tuvo una actuación muy deficiente en ataque lo que avivó el debate sobre la necesidad de traer otro delantero. No obstante, hay que tener en cuenta que faltaba Cristiano Ronaldo, máximo ariete de Europa la temporada pasada.

El técnico blanco afirmó al acabar el partido: ''necesitamos acometer un cambio radical si queremos ganar algún título''. Además reconoció que tiene una plantilla corta y por eso necesita tener a todos los jugadores al cien por cien toda la temporada. Y es que lo cierto es que el Real Madrid ha pasado de tener un plantilla muy competitiva y campeona de Europa, a otra totalmente nueva, sin muchas piezas clave que sí que estaban el año pasado y que hay que trabajar.