Se terminó el gran sueño de la selección española de #Baloncesto de ganar el mundial que se está disputando en casa. Así de duro y de contundente es la triste realidad sucedida ayer por la noche en el pabellón de deportes de la Comunidad de Madrid, donde la selección francesa de baloncesto dio un auténtico repaso de orden y estrategia ante una selección española muy Gasoldependiente.

Todo comenzaba ayer por la noche a los pocos minutos de las diez de la noche, cuando tras el inicio del partido Francia nos endosaba en 3 minutos un 8 a 0 que ya hicieron saltar las alarmas, y mientras tanto el seleccionador español, Juan Antonio Orenga, no era capaz de reaccionar y sacar jugadores o una estrategia que pudiese parar a los franceses, quienes habían preparado el partido con muchísima más intensidad y concentración que la escuadra nacional.

Anuncios
Anuncios

Al descanso, es decir, cuando se habían consumido 20 minutos el tanteo era 35-28. Sólo se había anotado 28 puntos cuando de manera habitual esos puntos alguna vez los ha metido en un sólo cuarto. La situación era dramática. Pero España es capaz de lo mejor y peor y en el tercer cuarto se consiguió terminar por delante.

Al inicio del último cuarto, las cosas parecían ir bien pero se torció la cosa, España perdía la concentración y la cosa terminó en el fracaso que todos sabemos. Perder 65-52, siendo la cifra de 52 la peor en 47 años en cuanto a anotación terminaba con la paciencia de un público que exigía la dimisión del seleccionador, a la que yo personalmente me sumo.

El penoso partido de ayer sumado a la mala imagen, junto a que varios jugadores demostraron no estar en condiciones para jugar este partido ha sido la gota que ha hecho estallar la mecha y pedir la cabeza del entrenador.

Anuncios

Había otros jugadores que tenían que haber saltado al campo para dar batalla.

Este mundial va a servir para que se inicie la revolución, la salida de jugadores veteranos y la entrada de nuevos y jovenes. Además hay que exigir dejar de hacer florituras y entrenar los lanzamientos porque los errores comentidos durante el partido de ayer no se pueden permitir. Menos hacerlo bonito y más correr y ganar los partidos con oficio. España se despide de su mundial y de la hipotética final contra EEUU.