Saleta Castro, gallega y canaria de adopción, triatleta profesional seleccionada por el Equipo Nacional Sub-23 de Triatlón (Distancia Olímpica) y Campeona Nacional en Larga Distancia 2010, ha querido mostrar su solidaridad y respeto por la ciclista holandesa de 40 años que falleció el pasado 18 de agosto en Lanzarote al ser arrollada por un coche.

Para ello ha grabado y difundido un vídeo en su web, blog y en las redes sociales con el que se ha propuesto concienciar a todos los conductores y combatir la falta de respeto con los ciclistas, en el que aparece Saleta tendida en el suelo, simulando su propia muerte por atropello.

El vídeo denuncia se ha grabado, en Lanzarote en una zona en la que entrena habitualmente Saleta gracias a la realización de la productora de Valenti San Juan, en el punto exacto de la carretera que va a Tinajo en el que falleció la ciclista holandesa de 40 años mientras entrenaba con su marido que quedó gravemente herido tras ser arrollados por un vehículo que se salió de la vía y terminó volcando, cuyo conductor dio positivo en el control de alcoholemia y drogas.

En él la triatleta hace algo más que una petición, una súplica a todos los conductores 'fácil, sencilla y justa', para que personas como ella, "hija, hermana, novia, la que algún día será madre, la amiga, la gallega, la simpática, la canaria de adopción, la risueña, la del carácter, la orgullosa, la escorpión y luchadora, no se dejen los sueños, las ganas, los retos, los besos, los orgasmos, los atardeceres, los entrenos y tampoco los dientes, los órganos o los besos desparramados por alguna carretera". Recordándonos que es un solo segundo, un minuto de nuestra vida que dediquemos para adelantarla a ella o a cualquier ciclista lo que marca la diferencia y la importancia de mantener el metro y medio de seguridad que los conductores deben guardar con respeto a los ciclistas y que no olvidemos que cada ciclista, por encima de todo, es un ser humano con una historia, una familia que le esperan en casa y un futuro. #Ciclismo

Escuchemos la súplica de Saleta y "No tengamos que lamentarnos una vez mas de otra víctima que va en bicicleta".