El #Real Madrid se enfrentó ayer a las 16.00 horas al Villareal en el Madrigal, un estadio y un equipo difíciles. Los locales plantearon un partido bastante serio, con bastantes ideas en ataque pero con nula puntería. El resultado final, 0-2, desmerece la tarde que firmaron los amarillos, pero demuestra que los contraataques del Real Madrid pueden ser letales. Los de Chamartín están mejorando con respecto a las jornadas pasadas, dado que por fin están consiguiendo el tan ansiado equilibrio que anhelaba Carlo Ancelotti. La primera parte blanca estuvo protagonizada por un sin fin de llegadas al área, gracias a la brillantez de sus estrellas y a las buenas combinaciones entre los jugadores.

Anuncios
Anuncios

La segunda parte dejó paso a una mayor solidez defensiva, que aún así es mejorable de cara a próximos partidos.

El primer tanto llegó pasada la media hora de encuentro, de las botas de Modric. El croata remató desde fuera del área con la precisión que le caracteriza, de manera que el portero castellonense tan sólo pudo mirar de refilón cómo la bola llegaba al fondo de la red. El segundo gol fue una auténtica obra de arte colectiva. James diseñó un pase medido a 40 metros con dirección a Karim Benzema, que apuró hasta casi llegar a la línea de fondo y dejó en bandeja el gol a Cristiano Ronaldo. El Madrid se postula, como lleva haciendo varios años, como el mejor equipo de Europa a la contra. La portería la ocupó Iker Casillas, por lo que parece que la decisión de sentarle ante el Elche fue algo puntual.

Anuncios

El Atlético de Madrid se enfrentó en casa al Sevilla, que llegaba al Calderón como colíder de la Liga. Sin embargo, la noche fue plácida para los colchoneros, que golearon a los hispalenses. La solidez defensiva y el virtuosismo de perlas como Deulofeu se quedaron en nada en el partido ante el Atlético. Los goles los firmaron Koke, Saúl, Raúl García y Raúl Jiménez, para deleite de un Cholo Simeone que por fin pudo ocupar su puesto en el banquillo tras la sanción.

El Barcelona recibió en casa al Granada de Joaquín Caparrós, que se marchó con un set en blanco en su contra. Los artilleros fueron Neymar (3 goles), Messi (2 goles) y Rakitic.

#FC Barcelona #Fútbol