Cada año es un puro espectáculo, pero no sólo por la calidad de las etapas, sino también por la entrega de los corredores que cada vez que vienen a España dan todo.

La vuelta ciclista a España se está celebrando hasta la semana que viene a lo largo y ancho de nuestra geografía. Recorriendo diversos parajes, paisajes, montañas y playas que nos permiten recorrer el país desde casa. Pero esto junto a la competitividad que demuestran los corredores cada año, le hace tener unos ingredientes cada año muy interesantes de ver.

La contrarreloj que se disputó ayer supuso un punto de inflexión en el que los grandes favoritos se empezaron a posicionar de cara al inicio del fin de la misma.

Anuncios
Anuncios

Ahora es el momento de las grandes estrellas del pelotón, porque llegan los terrenos complicados y ahí se va a ver quién está en mejores condiciones, quién ha preparado mejor la competición, si va a haber algún tapado y por supuesto y ser el ganador de la competición.

Además con el Mundial a menos de dos semanas vistas trás la finalización de la vuelta sirve como termómetro para ver quienes pueden ser los ganadores del campeonato. Pero es que este año la vuelta tiene a todos los grandes del pelotón salvo a Nibali que fue el ganador del Tour. Contador, Purito, Valverde, Froome, Nairo, Evans, Kyrienka, Samuel.... todos están aquí, pero es que además como es una de las tres grandes pues te da prestigio y ganas de querer conseguirla. La montaña va a ser la que marque el ganador en Santiago, lugar inédito de finalización de la competición, poruqe siempre ha sido Madrid, pero este año parece ser que la capital se queda fuera.

Anuncios

Ayer el cambio de lider, en favor de Contador, parece haber sido el inicio del cambio, porque a partir de ahora se van a desatar todas las hostilidades y vamos a poder ver mucho más espectáculo del que estabamos ya viendo.

Sigo creyendo y apostando fuerte por el #Ciclismo que está tratando de volver a sacar la cabeza después de muchos años salpicado por los casos de dopaje y uqe espero vuelva a convertirse en ese deporte que tanto apasionaba a mi abuelo y a mis familiares. La vuelta siempre será la mejor competición por mucho que les moleste a los franceses.