Tras la debacle sufrida en el Mundial de Brasil, fue evidente la necesidad de cambios para que La Roja pudiera competir con las potencias futbolísticas mundiales del momento. Para ello, el renovado Del Bosque vio cómo dos de sus mayores referentes en el mediocampo, Xabi Alonso y Xavi Hernández, daban un paso atrás y decían adiós a la Selección. La nueva lista del seleccionador tenía varias caras nuevas: Carvajal, el sustituto de Arbeloa en el Real Madrid y ahora también en el combinado nacional, Kiko Casilla, el cancerbero del Espanyol y canterano madridista, Raúl García, mediocampista del Atlético que ve premiado su esfuerzo en la pasada campaña, y Mikel San José, defensa del Athletic Club.

Anuncios
Anuncios

Además de estos cuatro jóvenes, también fueron convocados otras futuras promesas del #Fútbol español como Isco o Koke.

La savia nueva del equipo no consiguió plantar cara a una Francia sólida y solvente. Se nota que el equipo de Deschamps lleva varios años jugando con los mismos futbolistas, algo de lo que carece la actual selección española. Sin embargo, y pese a los escasos minutos de juego que lleva a sus espaldas el nuevo combinado nacional, el problema al que se enfrentó La Roja durante el partido de ayer fue el mismo de siempre (o casi): la ausencia de gol. De hecho, nuestra selección no tiró ni una sola vez entre los tres palos en los noventa minutos de encuentro. Esta nula puntería no significa que los nuestros no jueguen bien. Sobre todo en la primera parte, fue España quien dominó el partido, elaborando un juego bastante vistoso pero con poca pegada.

Anuncios

El delantero titular del once fue Diego Costa, quien, de nuevo abandonó el terreno de juego sin conseguir un gol. En muchas ocasiones, se veía cómo el hispano-brasileño reclamaba que le enviasen más balones a su demarcación, pero estaba demasiado solo en su demanda. El único tanto de la noche llegó de las botas de Rémy en el minuto 73. Antes, el árbitro anuló un gol a Benzema por supuesto fuera de juego. Muchos son los ajustes que debe realizar Del Bosque si quiere que su equipo sea competitivo en la próxima Eurocopa. Nos quedan aún casi dos años para conseguirlo.