Aun con el mal sabor de boca que se nos quedo a todos los españoles cuando vimos caer a la selección de #Baloncesto frente a Francia, se abre un debate que resulta ser la comidilla deportiva en el ámbito de las selecciones de baloncesto y fútbol nacional. La reciente caída de la selección de baloncesto deja entrever que no se debe cantar victoria antes de tiempo, por que como en el pasado mundial de fútbol en Brasil, donde tanto se hablaba de la final soñada frente a la selección huésped del mundial se vio como La Roja no llegó ni a pasar la fase de grupos cayendo estrepitosamente ante las selecciones de Holanda y Chile. Lo mismo ha pasado en el deporte del aro, donde el conjunto de Orenga, tras un pésimo partido frente a la selección vecina donde apenas pudo pasar de los 50 puntos se veía en la final frente a EE.UU.

Anuncios
Anuncios

Esto nos deja también una ración de humildad, tanto a jugadores, entrenadores, medios y aficionados por ir de estrellas y de tenerlo todo hecho. Cuando nos ha caído el cubo de agua fría, los primeros señalados son los entrenadores, tanto Orenga como Del Bosque han sido señalados con dureza, y puesto al frente de las criticas y incluso reclamando su dimisión como preparadores. Con estas desilusiones, cabe decir que las selecciones deben capitalizar la derrota igual que se disfruto cuando subimos al cielo de la mano de los combinados nacionales, ahora bien, ¿entramos en un capitulo de transición deportiva o decadencia total de los deportes más seguidos en España?

Los mas agoreros o catastrofistas pregonan que el deporte español está en "jaque mate" y que la época dorada ha tocado su fin, sin embargo, por otra parte se encuentra los más optimistas donde se cree que después de todos los triunfos que nos han brindado estos "héroes" estamos pasando una etapa de transición hasta volver a estar en la vanguardia deportiva.

Anuncios

Por otra parte vamos a pararnos a pensar y recapacitar y antes de acabar recordar, que por muchas decepciones como las de los últimos mundiales, acordarnos de aquellos momentos donde estos chicos hoy tan criticado nos han llevado hasta el cielo y la gloria. Ahora bien, opinen ustedes: ¿ Decadencia o transición?