Si hay una liga en los últimos años, junto a la Premier League, en la que las sorpresas no son nada habituales, ésta es, sin ningún atisbo de duda, la Bundesliga alemana. Una liga donde los últimos años de éxitos se los han alternado entre el Bayern München y el Borussia Dortmund. Fuera de estos dos equipos, el último que consiguió vencerles en una liga fue el Stuttgart.

Y esta superioridad se ver reflejada jornada a jornada. Como en la anterior. El Bayern München de Josep Guardiola recibía, precisamente, al Stuttgart. Con un total del 64% de la posesión para los locales, el partido fue de total dominio muniqués. Todo ello sin hablar de sus 14 remates por los 7 de los de Stuttgart.

Anuncios
Anuncios

Dominio aplastante, aunque no tan reflejado en el marcador. No sería hasta el minuto 27' cuando Mario Götze bajó un balón dentro del área, consiguió revolverse y lo cruzó para poner el 1-0 en el marcador. Ya dominaban los de Guardiola en el electrónico.

Uno de los interesantes detalles del partido fue la entrada en juego de Gaudino por el lesionado Badstuber. Sí, leen bien, Badstuber lesionado. Y para un largo período de tiempo. Una vez más, una pena para el jugador alemán. El futuro de Gaudino es espectacular, una de las mayores proyecciones del #Fútbol europeo. Estaremos atentos al mediapunta.

Volviendo al partido, Frank Ribéry anotaría, tras volver a os terrenos de juego uatro meses más tarde, el definitivo 2-0 para el conjunto local. Así pues despejan las dudad que durante las dos primeras jornadas de liga habían generado.

Anuncios

Firmeza alemana.

Otro de los favoritos que jugó fue el Borussia Dortmund, que recibió al Friburgo. Al igual que en el anterior partido, poca sorpresa. Victoria por 3-1 para los de Jürgen Klopp. La revelación, hasta mitad de año, de la temporada pasada, el Mainz 05, venció a domicilio por 1-3 al Herta Berlin.

Otro equipo con gran nombre, el Wolfsburgo, no pudo pasar del empate a uno en casa del Hoffenheim a pesar de estar los visitantes con un hombre menos en los últimos instantes de partido ya que Joshua Guilavogui fue expulsado. En el partido que enfrentaba al Paderborn y al Colonia, ni goles ni fútbol. Empate a cero entre estos dos equipos que sólo dejaron un buen rato aburrido.

La "paliza" de la jornada vino de manos del Borussia Mönchengladbach, que venció en casa al Schalke por 4-1. Así pues, la Bundesliga nos deja pocas, o ninguna, sorpresa en esta jornada del sábado.