Ayer era el día en que nuestra selección de #Baloncesto debía y tenía que dar el do de pecho para pasar a semifinales de un mundial que organizábamos, un mundial en nuestra casa, con el empuje y el aliento de los nuestros, pero no, todo se difuminó y todo se derrumbó como un castillo de naipes. Salieron los nuestros sin estar en el partido encajando un parcial de 8 a 0 y terminaron el encuentro con la sensación de que nunca estuvieron presentes en él con un marcador bochornosa, solamente anotaron 52 puntos.

Encestaron los nuestros el primer triple de la mano del extremeño Calderón después de 11 intentos, el tiro exterior no funcionaba y los Gasol y compañía no frenaban en la zona a los franceses, unos franceses que venían sin su estrella Toni Parker que es más o menos el 30 por ciento de la selección gala y que en la fase de grupos apenas opuso resistencia a la que los medios han denominado ÑBA. En mi opinión aparte de los jugadores, hay un señalado que no es otro que el seleccionador Juan Antonio Orenga.

No ha sabido dosificar a los jugadores, ha usado siempre a los mismos porqué si no Claver, Reyes o Abrines no han tenido su oportunidad ayer si los teóricamente titulares estaban de pena, no ha sabido leer el partido ni motivar a los jugadores y los franceses nos han pasado por encima. La mejor selección del baloncesto español se ha pegado un batacazo histórico porque ya todos los medios y los aficionados la habíamos puesto en la final contra Estados Unidos, y los partidos hay que jugarlos y hay que correr y luchar en la pista, como hicieron los americanos el día anterior vapuleando a Eslovenia.

Por eso en nuestra querida España tiramos como se suele decir "las campanas al vuelo" demasiado pronto y no somos realistas de lo que puede suceder, y así nos ha ido este año con nuestras selecciones de fútbol y baloncesto. Debemos para el futuro ser más humildes y como dice Simeone "hay que ir partido a partido", hay que saber valorar a los rivales y no menospreciarles aunque sobre el papel sean inferiores deportivamente. #Pau Gasol