En ya exjugador, aunque no de manera oficial todavía, del Mónaco, Radamel Falcao, viajará a Manchester para disputar la presente temporada 2014-2015 que acaba de comenzar. Sin embargo, no será con el club favorito durante estas semanas para hacerse con los servicios del colombiano, el Manchester City, sino que Radamel será jugador durante un año de cesión en el Manchester United, equipo que con la llegada de ésta gran estrella y la venta al Real Madrid de Chicharito Hernandez cierra su plantilla en la última jornada del mercado estival de fichajes.

Falcao ha sido el centro de las negociaciones de multitud de clubes europeos ansiosos por tener en sus filas un jugador como él, que ha demostrado durante sus últimos años ser uno de los mejores goleadores del #Fútbol mundial.

Anuncios
Anuncios

Desde que salió del Atlético de Madrid hacia Mónaco han aparecido suposiciones sobre su futuro día sí y día también. El pretendiente del que más se ha hablado y con más papeletas para ser el nuevo equipo del colombiano ha sido el Real Madrid, equipo que ha mostrado en multitud de ocasiones su interés por el ya jugador del United. Sin embargo, con la llegada de grandes fichajes al equipo blanco la operación se complicaba y eran otros los que ponían sus ofertas sobre la mesa para hacerse con el jugador.

Después de la polémica de los últimos días entre Falcao, el Madrid, y las redes sociales, sorprendentemente la oferta favorita para hacerse con Falcao era la del City, operación que suponía la llegada de Radamel al City y la venta de Negredo al Valencia, una venta que se ha complicado tras la decisión final del Mónaco.

Anuncios

Finalmente, después de horas y horas de negociaciones entre Mónaco, United, City y Arsenal, la decisión final ha sido la de la cesión durante un año del jugador al Manchester United en una operación que se ha cerrado en aproximadamente 8 millones de euros.

Los de van Gaal, que han tenido un pésimo inicio de temporada, buscan crear un gran equipo capaz de pelear por todo que, al menos sobre el papel, da realmente miedo tras las llegadas de Falcao y Di María.