Ya conocemos dos de los cuatro enfrentamientos que veremos en los cuartos de final del Mundial de #Baloncesto de España. Uno de ellos es el Estados Unidos-Eslovenia, a priori, la selección estadounidense es la favorita en este encuentro pero se enfrenta a un equipo con grandes jugadores como los hermanos Goran y Zoran Dragic. Por el otro lado del cuadro, el partido que ya conocemos es el que enfrenta a nuestra selección ante el país vecino, Francia. España ya sabe lo que es ganar a los franceses en la fase de grupos y lo hizo por más de 20 puntos de diferencia pero en los cuartos de final no será tan fácil.

El partido de ayer ante la selección africana de Senegal fue un partido disputado aunque las diferencias empezaron a aumentar poco a poco desde el inicio.

Anuncios
Anuncios

Como ya viene siendo habitual, Ricky Rubio y #Pau Gasol salieron muy enchufados desde el minuto 1 de partido para cerrar cuanto antes su pase a la siguiente ronda y no llevarse ningún susto. El jugador de Sant Boi y nuevo fichaje de los Chicago Bulls anotó 13 tantos en tan solo 9 minutos, todos ellos sin fallo en el tiro. Por parte del jugador de los Minnesota Timberwolves, Ricky, se encargó de dirigir el juego y de repartir asistencias.

El marcador al final del primer cuarto era de 23 a 17 para España, donde se podía ver la facilidad en ataque pero que la intensidad defensiva no era suficiente. Senegal dominaba por momentos la pintura con jugadores como Badji y Gorgui Dieng, que se hicieron con 12 rebotes ofensivos en la primera mitad. Orenga sacó a Ibaka para intentar frenar a los senegaleses gracias a su potencia física, pero le costaría.

Anuncios

Tras la reanudación, España salió con ganas de cerrar el encuentro cuanto antes y para ello estaban Sergio Llull y Felipe Reyes. Los dos jugadores del Real Madrid se encargaron de revolucionar a la defensa africana. Llull, como ya todos le conocemos, aprovechó el jugador eléctrico que es para sacar de quicio a los de Senegal, mientras que Felipe demostraba que no hay que medir 2,10 para coger rebotes y dominar la pintura.