España consiguió en la noche de ayer su segunda victoria en el mundial de #Baloncesto que se disputa en nuestro país. Después de la victoria ante la selección de Irán la pasada noche del sábado, ayer el rival era otra selección africana, en este caso la de Egipto. Como estamos presenciando en este mundial, el nivel entre las selecciones europeas y las africanas es tan diferente que el partido de ayer se convirtió en un puro trámite para nuestro combinado.

Ya en el primer cuarto se dispararon las diferencias en el marcador con los hermanos Gasol marcando el ritmo y Ricky Rubio y Juan Carlos Navarro desequilibrando en los momentos necesarios aunque el mejor jugador del partido fue el jugador de los Oklahoma City Thunder, Serge Ibaka con 18 puntos y con mates y alley hoops que hicieron levantarse al respetable de la ciudad de Granada.

Anuncios
Anuncios

La selección africana de Egipto no encontraba el aro con facilidad y cada canasta que conseguían era un mundo para ellos. Y es que la defensa presionante de nuestra selección no daba opción de pensar ni de generar las jugadas a los egipcios. El primer cuarto acabó con un parcial de 26-10 favorable a los españoles, y es que la tónica del partido no iba a cambiar en los tres cuartos siguientes.

El partido sirvió para dar minutos a los jugadores menos habituales y para coger el ritmo necesario para los partidos que se avecinan esta semana ante los rivales más complicados del grupo. En la jornada de hoy, España se enfrentará a una de las favoritas para este mundial, la selección de Brasil, que cuenta en sus filas con los NBA, Nené Hilario, Tiago Splitter, Leandro Barbosa y Anderson Varejao, además de jugadores que militan en nuestra liga y que son de gran nivel como el barcelonista, Marcelinho Huertas y el ex-madridista Rafa Hettseimer.

Anuncios

El partido de hoy será la primera prueba de fuego para nuestro combinado que hasta el momento está dando la talla. Tras la jornada de descanso del martes, los rivales serán la selección francesa de Nicolás Batum y la Serbia de Milos Teodosic. #Pau Gasol