Los de Del Bosque por fin recuperaron su estilo. Anoche, el partido contra Macedonia fue la demostración de que el combinado nacional está en proceso de cambio con bastante acierto. El seleccionador alineó un once con diez jugadores veteranos (que participaron en la debacle del Mundial de Brasil) y tan sólo una nueva incorporación, el delantero del Valencia Paco Alcácer. Con el 4-3-3, el míster consiguió que los jugadores del mediocampo no se desconectaran del todo de la línea de ataque, ya que en el partido contra Francia, Diego Costa lamentaba que no le llegaban suficientes balones.

Contra Macedonia, España siguió plasmando en el terreno de juego que su seña de identidad es el toque, pero, esta vez, con algo más de remate a puerta.

Anuncios
Anuncios

La goleada comenzó en el minuto 14 con un penalti a favor de España, que lanzó a lo panenka un Sergio Ramos cada vez más capitán, cada vez con más galones. En el 16, el valenciano Alcácer se gustó ante su afición con un remate de delantero puro, que le puso en bandeja el lateral del Atlético Juanfran. Con el 2-0 a favor, los nuestros bajaron revoluciones. Un claro penalti de Juanfran y ante el que nada pudo hacer Casillas acortó distancias para los macedonios en el minuto 27.

El tercer gol vino de las botas de Sergio Busquets al filo del descanso. En el minuto 47, recibió un balón suelto y lanzó a portería, con la suerte de que el disparo fue desviado por un defensa de Macedonia. Gracias a su acción, llegó al fondo de la red.

La defensa de cinco jugadores que planteó el seleccionador de Macedonia apenas pudo hacer nada para evitar la goleada.

Anuncios

El cuarto tanto fue obra de un David Silva que, hasta ese momento, había estado bastante 'fallón'. En el '51, España ya iba 4-1 y se gustaba ante su público, que coreaba cada buena acción de la Roja. El último tanto, al filo del pitido final, fue obra de Pedro Rodríguez.

Al margen de los goles, cabe destacar la presencia de Munir en el campo durante unos minutos del segundo tiempo. Así, Del Bosque se garantizaba que el joven delantero no pueda jugar con la selección absoluta de Marruecos, país del que es originaria su familia. También entraron como recambio el madridista Isco y el barcelonista Bartra, que se presumen como presente y futuro de la Selección .

#Fútbol