La jornada en la #Liga BBVA española comenzó el viernes con la victoria del Eibar en casa del Elche por 0 - 2 con tantos de Dani García y Albentosa.La jornada del sábado se continuó con el Deportivo de la Coruña - Real Madrid que se jugaba en Riazor. No iba a ser tan sorpresa el ganador del partido pero sí el resultado.

El equipo de Carlo Ancelotti iba a anotar hasta ocho goles por los dos del Deportivo. El Real Madrid se adelantaría con un gol de Cristiano Ronaldo tras un genial testarazo a un centro bastante malo, una vez más, de Álvaro Arbeloa. El segundo iba a ser una auténtica obra de arte de James Rodríguez que conseguiría poner el balón en la escuadra izquierda de Germán Lux sin que éste pudiese hacer nada.

Anuncios
Anuncios

El tercer gol madridista, cómo no, iba a llegar de los pies de Cristiano Ronaldo después de que el guardameta del Deportivo de la Coruña intentase evitar que no llegase un pase profundo a Karim Benzemá. Calculó mal la salida y el ariete francés consiguió tocar el balón para que le llegase al astro portugués, que desde 30 metros la metería dentro de la portería contraria sin oposición.

A los seis minutos después de salir del descanso, Medunjanin conseguiría acortar distancias en el marcador de penalti. Tras 15' minutos, Gareth Bale quitaría toda esperanza posible a los gallegos que, en el minuto 66', veían como el galés colocaba el 1 - 4 en el electrónico de Riazor. Ocho minutos más tardaría el galés en anotar el segundo gol en su cuenta particular. 1 - 5, pero la cosa no terminaba aquí.

Anuncios

Cristiano Ronaldo completaría su hat-trick gracias a James Rodríguez, que se encargó de asistirle. Toché, tras una asistencia del canterano del #Fútbol Club Barcelona Isaac Cuenca, pondría el 2 - 6 en el marcador. Justo antes del tercer gol de Cristiano, Carlo Ancelotti había decidido dar entrada a Javier Hernández. El mejicano le iba a devolver esa confianza con goles. O golazos.

El primero de ellos, en el minuto 88', sería un control que se dejaría a media altura, ideal para pegarle desde fuera del área. Y Chicharito cumplió. Le pegó y la coló por la escuadra sin que Lux pudiese hacer nada. El segundo gol estuvo a la altura del primero, tirando desde fuera del área y con la impotencia de Lux bajo los palos.