El segundo partido liguero para el #Real Madrid de los James, Kroos y compañía se presumía cómodo y apacible. Sergio Ramos remató con un soberbio testarazo un córner en el minuto 4, que hizo que los blancos, ayer de rosa, se adelantaran en el marcador apenas comenzado el encuentro. Seis minutos después, el galés Gareth Bale hizo el segundo de la noche tras una buena jugada de toque del Madrid. Pero, la goleada visitante que parecía algo así como una "crónica de una muerte anunciada" finalmente no tuvo lugar.

Los de Chamartín se acomodaron, dieron por bueno el 0-2 y perdieron ambición y, sobre todo, seguridad defensiva.

Anuncios
Anuncios

Los rivales del Madrid son muy conscientes de la profunda debilidad que demuestra el vigente campeón de Champions en las jugadas a balón parado. De hecho, la Real Sociedad empató el partido antes del descanso gracias a dos tantos rematados de cabeza. El primero de ellos fue obra de Íñigo Martínez, que quedó libre de marca ante una más que modesta actuación defensiva de Sergio Ramos. Las tablas en el marcador las consiguió Zurutuza al borde del descanso, también rematando de cabeza.

El descanso no supuso una mejoría del conjunto blanco, que continuó relajado y sin actitud. Esta apatía la aprovecharon los locales para salir a morder. Arrasate, además de insuflar energía y autoconfianza a sus chicos, también realizó dos cambios muy oportunos. Dio entrada en el terreno de juego a dos de los mejores puntales ofensivos de su combinado, Carlos Vela y Canales, justo cuando mejor estilo estaban demostrando los donostiarras.

Anuncios

El tercer gol local tuvo lugar tras una buena jugada del exmadridista Canales, que asistió a Zurutuza para dar la vuelta a un marcador que en el minuto 10 de partido se presumía imposible de recuperar. Aún faltaban 25 minutos de partido, en los cuales el Madrid pudo haber tratado de arañar un punto con el que salir de Anoeta algo más reconfortados. Sin embargo, su fragilidad defensiva en las jugadas a balón parado, que ya les costó el primer tanto en su contra, fue la causante del cuarto gol de la Real. Carlos Vela firmó el último de la noche, una noche que será recordada por los aficionados de la Reala durante muchos, muchos años.

#Fútbol