Tres semanas después de que el Atlético le arrebatara a su eterno rival la Supercopa de España, el equipo de Simeone volvió a conseguir desarbolar por completo al #Real Madrid. Como aseguró Carlo Ancelotti en la rueda de prensa posterior a la derrota, el principal problema de los blancos fue la falta de intensidad en el segundo tiempo, algo que ya les condujo a una sonora debacle en San Sebastián la jornada pasada. El Real Madrid, sobre todo en la primera parte, jugaba bien, con clase y con mucha llegada. Pero, en el primer córner a favor del Atlético, Tiago remató a placer en el primer palo, sin que ningún rival le marcara la posición. Casillas poco pudo hacer para evitar el primer tanto atlético, que llegó en el minuto 10 de partido.

Anuncios
Anuncios

Ante esa situación, el Madrid comenzó a elaborar su mejor juego. Llegaban constantemente a la portería de Moyá, que defendió con mucha garantía la red que el pasado año engrandeció Courtois. Benzema estuvo a punto de empatar el partido en más de una ocasión, pero tuvo que ser Cristiano Ronaldo quien lograra las tablas en el marcador, tras un claro penalti cometido por Siqueira. Fue Ronaldo quien intentó con más ahínco dar la vuelta al encuentro. Debido a la nula puntería de Benzema, la poca llegada al área de Bale (que acusó el cambio de posición y demostró que funciona mejor con un 4-3-3) y la inadaptación de James al equipo, el Madrid no pudo marcar un gol antes del descanso.

Y, con el segundo tiempo, llegó el rearme del Atlético. Se aseguraron con más cautela en la línea de defensa, intervenían las jugadas blancas con mayor dureza y aprovechaban las jugadas a balón parado con la precisión que les caracteriza.

Anuncios

Además, Simeone, que vio el encuentro desde la grada, agitó magistralmente el partido cediéndole protagonismo a Arda, que salió al campo en el minuto 60. La última media hora de partido hizo presagiar el desenlace final. Juanfran centró un balón hacia Raúl García, que dejó pasar el cuero entre sus piernas para que el turco consiguiera el gol de la victoria. #Fútbol