Hace tres meses y medio, Iker Casillas alzó la ansiada Décima al cielo de Lisboa. Sorprendentemente, el Madrid consiguió dar la vuelta a un partido que parecía perdido. Sergio Ramos, empujado por todos los madridistas, se elevó en el minuto 93 para rematar de cabeza el córner que les llevaría a la prórroga. El resto ya es historia. Para los aficionados, esa final estará grabada a fuego en sus memorias para siempre, pero la Décima ya forma parte del pasado. El presente es el Basilea, y, sobre todo, recuperar la confianza perdida.

Una pretemporada bastante modesta, maquillada por la consecución el 12 de agosto de la Supercopa de Europa, y un inicio liguero para olvidar.

Anuncios
Anuncios

Esos son los recuerdos que el madridismo tiene de su equipo tras traerse al Bernabéu la Champions de Lisboa. Por todos es sabida la tremenda exigencia del público que abarrota semana a semana las gradas del estadio de Chamartín. Por eso, el equipo tiene hoy una oportunidad de oro para reconquistar a la afición.

Carlo Ancelotti alineará un once muy similar al que el pasado sábado se enfrentó al Atlético. La única diferencia se encontrará en el centro de la zaga. Pepe, con molestias, cederá su sitio al joven francés Varane. Este conservadurismo demuestra que el italiano tiene las ideas claras. No le influyen demasiado los pitos de la grada a jugadores como Casillas, Bale o Benzema. De hecho, ayer en rueda de prensa declaró que no hablará más del asunto de la portería blanca porque "no hay debate".

Anuncios

Casillas es su guardameta, al menos por ahora.

Otro de los cuestionados es Álvaro Arbeloa, que repetirá en la titularidad hoy ante la lesión de Dani Carvajal. De un tiempo a esta parte, el Bernabéu ha sido muy crítico con el veterano lateral derecho, a quien han culpado de posicionarse de manera demasiado clara a favor de Mourinho. Sus dos principales pilares en el equipo, Diego López y Xabi Alonso, han abandonado Madrid este verano, algo que podría hacer el propio Arbeloa en el mercado de invierno.

Lo que está claro es que, pese a las críticas de la afición, el Bernabéu está deseando volver a ver ganar y jugar bien a su equipo, en definitiva, volver a ver la energía e intensidad de los jugadores que ganaron la Décima.

#UEFA #Real Madrid #Fútbol