El #Real Madrid empezaba la competición en la que la temporada pasada se proclamó campeón. Tras el mal comienzo en el campeonato nacional. la #Champions League era el mejor lugar para resarcirse de todas esas malas sensaciones y así fue. El rival de anoche era un débil Basilea que no pudo imponerse ante la pegada blanca, que ayer si que logró funcionar. Al margen del partido, sigue el debate en la portería del Madrid porque aunque Carlo Ancelotti haya elegido a Iker como portero titular, la mitad de los aficionados blancos siguen pitando al capitán y la otra mitad le aplauden y lo animan con cánticos.

El encuentro fue un puro trámite para el equipo de la capital, y más aun cuando te ayudan a abrir el marcador.

Anuncios
Anuncios

La mala suerte se cebo con el equipo suizo y su defensa, Suchy, se introdujo, involuntariamente, un balón en su propia portería. A los quince minutos del primer gol, se vino un vendaval de goles de la mano de las tres estrellas del Real Madrid.

El primero en golpear fue el galés Gareth Bale, de la mano de Luka Modric. Bale aprovechó un buen pase del croata para picar el balón por encima del portero del Basilea y anotar a placer. Del galés nacería también el tercer gol, pero esta vez él sería el asistente y el que se anotaría el gol sería Cristiano Ronaldo, que alcanza los 68 goles en la Liga de Campeones a tan solo tres de Raúl González y uno por delante de Leo Messi. Pero todavía estaría por llegar otro, Cristiano asistió a Benzema para que se estrenará con buen pie esta temporada, pero el francés fallo y James aprovechó para anotar su primer gol en la Champions League con el Real Madrid.

Anuncios

Tras estos tres goles en tan solo seis minutos, el Real Madrid se iba a despistar y el Basilea anotaría su gol del honor de la mano de Derlis González, aunque la ventaja seguía siendo suficientemente amplia (4-1). Con este resultado nos iriamos al descanso, con el partido ya sentenciado y ambos equipos esperando a que el árbitro señalara el final.

En la segunda parte todavía daría tiempo a anotar un gol más, de la mano de Karim Benzema. El francés necesitaba marcar un gol para coger la confianza necesaria que necesita el delantero del Real Madrid y no había mejor escenario que el de ayer. #Fútbol