Si preguntas a cada atlético, la sanción a Diego Pablo Simeone, o también apodado el 'Cholo' Simeone,se ha hecho eterna. Arrastraba un partido de sanción desde el último partido de la temporada pasada en el Camp Nou. Finalmente, Diego Pablo se sentó en el banquillo del estadio Vicente Calderón para dirigir a los colchoneros.

Todo apuntaba a que los malos partidos en este inicio de #Liga, exceptuando el partido en el Santiago Bernabéu frente al Real Madrid de Carlo Ancelotti, se debían a la ausencia del técnico argenitno en la banca.

Los colchoneros recibían en esta sexta jornada a uno de los tres colíderes, al Sevilla de Unai Emery, con la obligación de ganar si no querían alejarse a cinco puntos del liderato.

Anuncios
Anuncios

Se esperaba, como siempre, un partido intenso, con muchas faltas y el juego muy parado.

Ya durante el partido, no hubo rival. El Sevilla no encontró su sitio en el campo y los rojiblancos, con su mayor comandante dirigiéndoles desde la banda. Koke, con un trallazo desde la frontal del área que rebotó en un rival, se hizo imposible para Beto, que a pesar de su estirada no consiguió detener el balón. Ya dominaban en el marcador los colchoneros jugando en casa. Más tarde, y de jugada de estrategia, Saúl Ñíguez pondría el segundo a favor de los locales. Koke ponía un balón a la cabeza de Arda Turan, que se la entregaba a Miranda. El defensa brasileño estaba esperando ese balón apartado de la zona de remate. En cuanto lo recibió, al primer toque, lo metió en el área pequeña para que el canterano rojiblanco anotara el segundo gol de la noche.

Anuncios

Ya en la segunda parte, Griezmann salió al campo para tratar de decidir el partido. Junto a él, el mejicano Raúl Jiménez. El jugador francés forzó el penalty en el minuto 83' que el capitán rojiblanco, Raúl García, transformó en el 3-0. Pero no iba a ser el final del resultado.

Unos minutos más tarde, una falta ejecutada a la perfección por Jorge Resurrección, la remataría el ariete mejicano citado anteriormente. Así pues, Raúl Jiménez se desquita esa espina que tenía clavada con la afición del manzanares.

#Fútbol