Como no sucedería algo así en un país de trileros y de charanga como es el nuestro. Pues claro que acabaría sucediendo porque esto es España y aquí los chanchullos e historias tienen que estar a la orden del día. Me refiero al supuesto amaño de partidos de la liga de #Fútbol. Si ya de por sí la competición liguera está bipolarizada, acusada de poco interés y de que no merece nada la pena seguirla, ahora llega un estoque bastante duro porque la fiscalía anticorrupción está investigando el supuesto amaño de varios partidos sucedidos hace varias temporadas.

El primer partido que se está investigando corresponde a un Zaragoza- Levante de hace un par de temporadas en el que el club maño se jugaba el ser o no ser en la categoría de oro del fútbol español, y que terminó con resultado positivo, para que al año siguiente tras una desastrosa campaña acabaran descendiendo a segunda división.

Anuncios
Anuncios

Han sido llamados a declarar muchos de los jugadores que por aquel entonces disputaron el partido, entrenadores, y miembros de las juntas directivas, siendo este partido el inicio de una gran investigación y poniendo muy en duda la veracidad de un campeonato que está tocado.

Ambos clubes se defienden alegando en sus defensas que no ha sucedido dicho amaño y están lanzando comunicados de prensa en los que se pide primero la presunción de inocencia y segundo que no se les juzgue hasta que no se sepa la resolución del caso. Pero la cosa da vueltas de tuerca y sacude al campeonato del año pasado, porque se está abriendo también una investigación respecto al resultado del partido disputado entre Málaga y Elche, siendo esta investigación un misil en toda la línea de flotación porque está cerca de la actual.

Anuncios

Por desgracia el tema de amaños de partidos no es cosa sola de España oprque en Argentina e Italia ya ha habido sentencias en firme y muy duras por cierto en la que los equipos implicados han tenido que pagar durísimas sanciones tanto deportivas como económicas. Esto no hace más que empañar un deporte ya de por si bastante tocado no sólo opr el voraz apetito económico de los jugadores sino porque además se están cargando las ilusiones de las personas por como se está desencadenando este tipo de asuntos tan turbios. Quizás sea el momento de darle una vuelta de tuerca al fútbol y pararse a pensar alguna solución para que se dignifique un deporte cada vez más denostado.