Quiero destacar y a la vez llamar la atención sobre el deporte que muchos, en nuestras vidas, solemos dejar un poco de lado al ser un deporte que no solemos seguir, y es el deporte para discapacitados y muchas veces sin darnos cuenta que estas personas, son mucho más deportistas y lo viven más que los que no tienen esa discapacidad, para mi ellos son un ejemplo a seguir y últimamente les estoy siguiendo bastante.

Cabe destacar que en los europeos de atletismo de esta modalidad, ganamos una gran cantidad de medallas, teniendo gente alucinante en nuestro equipo, como por ejemplo David Casinos, que gano medalla en peso, la de oro y un paisano de León que se impuso en salto de altura, Daniel Pérez.

Pero aquí no queda la cosa, tenemos mucha gente buena en muchos deportes con Perales en natación, una mujer que ha ganado en una Olimpiada tantas medalla como el mismísimo Phelps, ahí queda la cosa y nos hace pensar ellos si que son la verdadera medalla de la vida y de la fe por seguir con esa fuerza y demostrar al mundo que si uno quiere se puede.

Ahora quiero destacar lo último que ha pasado en estos deportes y es que Álvaro Valera se ha proclamado campeón del mundo de Ping Pong, un deporte que se necesita mucho golpeo, mucho equilibrio y mucha agilidad y que sorprende ver como pueden a jugar, por ejemplo, sin un brazo.

El español, encima, en su categoría no perdió ningún set hasta la final, lo que supuso que en su cuadro pasase directamente a cuartos donde batió con facilidad a su contrincante al igual que hizo luego en la semifinal para llegar a la final donde se impuso 3-1 a Peter Rosenmeier, un danés con un juego muy limpio, y con una destreza en el golpeo que me gustó ver pero que no pudo hacer nada para impedir la victoria de nuestro jugador, que se colgó el oro.

Álvaro Valera así ya tiene en su poder un oro, dos platas y un bronce, el logrado en los juegos paralímpicos en Lóndres.
Me gustaría que la gente se diera cuenta que ellos son los verdaderos protagonistas y que apoyaran más a estos deportes, tanto la gente como los políticos, que lo necesitan y es que son deportistas que se merecen nuestro mayor respeto y admiración.