El #Real Madrid se presentaba ante su afición tras la victoria tan abultada de 2-8 ante el Deportivo de la Coruña en Riazor. El club blanco quería continuar con la buena dinámica en la #Liga tras el mal arranque de las primeras jornada y el rival que tocaba ayer era el Elche. Carlo Ancelotti dio la sorpresa en el once inicial y volvió a abrir el debate de la portería al alinear al costarricense Keylor Navas como el portero titular en el partido de anoche. Pero este no fue el único cambio del técnico italiano ya que también dejo a Karim Benzema y Pepe en el banquillo y dio entrada a Isco y a Varane, respectivamente.

El partido no empezó nada bien para el equipo de la capital ya que los primeros en golpear iban a ser los ilicitanos desde la pena máxima.

Anuncios
Anuncios

Cristiano derribó a Mosquera dentro del área y Clos Gómez señaló el penalti que Edu Albácar se encargaría de transformar. Tras el gol, el Real Madrid reaccionó pronto y a los cinco minutos, un centro de James fue cabeceado por Gareth Bale que puso el empate en el marcador. Poco después iba a llegar el segundo gol del Real Madrid, también de penalti. Marcelo decidió tirarse a la piscina y el colegiado cayó en la trampa, trampa que Cristiano se encargó de convertirla en gol. Antes del descanso todavía íbamos a ver otro gol del astro portugués, esta vez de cabeza a centro de Marcelo.

Tras la reanudación, ambos equipos bajaron el ritmo porque ya era complicado remontar para el Elche y el partido estaba en el bolsillo para el Madrid. A pesar de la diferencia, todavía nos iba a dar tiempo de ver dos goles más del mejor jugador en el partido de anoche, Cristiano Ronaldo.

Anuncios

Los dos goles iban a llegar en el tramo final, concretamente en el minuto 80 y en el tiempo de descuento. El cuarto gol volvería a ser de penalti, cuando Pasalic derribó a Cristiano, que transformaría el penalti con cañonazo imparable para Manu Herrera. El portugués estaba insaciable en la noche de ayer y siguió buscando otro gol hasta que lo encontró en el tiempo de descuento. Ronaldo se quedó solo con un gran pase de Bale y no perdonó, poniendo el 5-1 final para los blancos. #Fútbol